El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{ EL DÍA DESPUÉS }

PEPE CASAL

Parecido

09.02.2016 
A- A+

Desafortunadamente fue un partido más o menos parecido a otros anteriores, en el que otra vez un segundo cuarto muy flojo condicionó el resultado final del encuentro a pesar de que el Obradoiro volvió a remar con fuerza y fe contra las corrientes ya conocidas y que se van repitiendo con demasiada asiduidad. Irse al descanso con 18 puntos abajo, como ya apuntamos otras veces, supone dar una ventaja al contrario insalvable que le permite que pueda ir manejando el partido tal y como hicieron los veteranos Llompart y Urtasun con la inestimable ayuda del recién llegado Marcus Landry. Entre éste y el nuevo entrenador, Porfirio Fisac, han cambiado la dinámica de este equipo que parecía abocado al descenso y que ahora a cuenta de esta victoria ha visto que no tiene nada perdido y que los que le preceden, CAI Zaragoza, CB Sevilla y Obradoiro, los tiene a tiro de dos victorias que sigue siendo una diferencia muy considerable pero que ya no es una distancia insalvable como la que tenía hace unas jornadas. Menos mal que el Obradoiro pudo conservar el basket-average, 81-68 fue el resultado de la primera vuelta, lo que de facto supone una victoria más si se empata al final de la liga.

Analizando las claves del partido, el segundo cuarto se llevó el gato al agua porque el equipo perdió el control del rebote defensivo y de las pérdidas de balón que había corregido ante el Barça y se volvió a flojear en defensa al mismo nivel que en otros partidos anteriores. El RETAbet GBC jugó a sus anchas y la renta conseguida al descanso fue decisiva ya que antes se descontrolaban ante la proximidad de los rivales en el marcador y se hundían, pero ahora no. Es más, supieron jugar con relativa tranquilidad el final del partido en el que los hombres altos del Obra, Caloiaro, Brown y Pustovyi, estaban eliminados por 5 faltas, algunas de ellas inexistentes que incluso motivaron que Moncho Fernández se quejase del arbitraje un poco harto. La mayoría de los entrenadores e incluso de los comentaristas siempre rehúyen hablar del arbitraje. Yo lo he hecho durante estos últimos años y Moncho también, lo que ocurre es que, observando una gran parte de los partidos de esta temporada, el factor arbitral está siendo muy negativo y desafortunado para el Obradoiro. A ver si se corrige y simplemente que sea el rival el que con su buen o peor baloncesto decida el resultado. Como notas positivas el afianzamiento de Santi Yusta y la mejoría muy lenta, pero al fin y al cabo mejoría, de Alec Brown.

En otro orden de cosas, el sábado rival muy duro de roer, el Laboral Kutxa que en estos momentos es el equipo más en forma de la ACB y nos lo va a poner muy difícil en Sar donde el Obra y el sexto hombre, la afición, siempre compiten hasta el último momento. A priori partido muy difícil de ganar y de los que se dice con poco que perder a pesar de las urgencias. Seamos optimistas.