El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{ el día después }

PEPE CASAL

Una primera parte rara

25.11.2014 
A- A+

Sin dudarlo, creo que se decidió el partido en los primeros 13 minutos. Cuando se juega mal, se defiendo poco o nada, no se aciertan tiros sin oposición, se rifan balones y no se rebotea, ocurre que el contrario corre, obtiene canastas fáciles, hace su juego y se crece hasta obtener una ventaja decisiva. La tercera canasta del Obradoiro llegó con Chagoyen a falta de 30” para el final del primer cuarto, y comienza el segundo con 4 balones perdidos casi consecutivos. Después, cuando se había tocado fondo, recurriendo a la épica y a la táctica, en forma de una zona que comenzaba en una aparente 3-2 y que con una serie de ajustes y cambios a individual, colapsó a los murcianos incapaces de enterarse de cómo tenían que atacarla. El Obra devolvió la moneda con un parcial de 2–25 que le permitió llegar al descanso igualado. Fue una primera parte atípica, rara rara para el espectador ya que si nos atenemos a los primeros 13 minutos el Obra fue una caricatura de equipo, y si visualizamos los 7 restantes, el Murcia parecía uno de aficionados en fase de aprendizaje frente a otro profesional. La segunda parte correspondió a una cita de la Liga Endesa, en la que el Obra jugó mejor y dominó hasta que faltando muy poco, la lucha por el rebote se decantó ante la intensidad de Lima, y el lógico cansancio de Kleber. Los murcianos aprovecharon las segundas opciones que tuvieron y con la superioridad de la dupla de bases Neto-Cabezas logró por muy poco desnivelar el duelo. Fue una pena ya que a pesar de que el UCAM tiene un excelente equipo y juega, sobre todo en su cancha, muy bien al baloncesto, tal y como transcurrió el partido, con un primer cuarto malo dentro de lo normal por parte del Obra podríamos estar hablando de la quinta victoria. Es evidente que el equipo está en fase de formación, que los errores de juventud solo se solucionan con partidos, pero la puesta en escena urge mejorarla para no dejar escapar ocasiones como esta. Remar contracorriente produce una gran fatiga y al final se paga. El sábado llega el Sevilla que aunque sin Aíto, mantiene su juego interior con Balvin, Porzingis y Hernángomez. Comenzaron muy mal pero ahora han encontrado el rumbo y ello a obliga a salir con las pilas puestas, pilas alcalinas si es posible, que al ser más potentes ayudan más en todo lo que tendrá que hacer el Obra muy bien para ganar a un rival directo. Tal y como demuestra la clasificación, solo Madrid, Barça y Unicaja mantienen una línea de superioridad. Al resto nos toca luchar a tope para jugar lo mejor que sepamos y así saborear la quinta victoria.