El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{ el día después }

PEPE CASAL

La Quinta

25.02.2014 
A- A+

EL MOMENTO DULCE del Rio Natura Monbus hace casi imposible el pararlo. Quinta victoria consecutiva que es récord de récords para un equipo con un único objetivo: la permanencia. Aún falta mucha Liga, no se debe de perder el norte, la lesión de Oriol puede suponer un mes, el calendario que hay que afrontar es complicado y todo lo que se quiera, pero lo cierto es que se está en una situación inmejorable para lograr el objetivo, con un colchón de 4 partidos ante Murcia y Estudiantes, que por el basket-average hasta podría llegar a ser uno más con los primeros, y con muchos equipos en la pomada, Manresa, Fuenlabrada, Guipúzcoa, e incluso hasta Bilbao –en horas bajas pues seguro que le afectará la lesión de Raúl López– y el Tenerife –que está acusando la salida de Sekulic–. De todos con que pinche uno para que acompañe al Valladolid es más que suficiente.
Quedan 14 partidos, seis en casa ante Real Madrid, Fuenlabrada, Guipúzcoa, Valladolid, Cajasol y Murcia y 8 viajes complicados comenzando por el próximo a Canarias y continuando con el CAI, Valencia, Barça, Unicaja, Estudiantes, Caja Laboral y Bilbao. Ganando 5 tendría que ser más que suficiente para la salvación, pero la pregunta es ¿Por qué a estas alturas tanta elucubración? La razón es que al estar a solo una victoria de la posibilidad de clasificarse para el play off, los aficionados nos podemos ver inmersos en un ataque de optimismo que tendría incluso visos de lógico optimismo tal y como está jugando el equipo y comenzar a pensar en repetir hueco entre los 8 mejores, que como pensamiento o sueño no es malo si se tienen los pies en el suelo como seguro que los tendrá el equipo. En otro orden de cosas, se va a notar la ausencia de Oriol salvo que Delas de un definitivo paso adelante y Berzins pueda aportar 15–20 minutos de cierto nivel a corto plazo que no es fácil por estar recién llegado y sin ritmo de competición. Conseguir que Oriol pueda jugar unos minutos ante Fuenlabrada sería un éxito y no un objetivo, ya que sabiendo que está en muy buenas manos desde el punto de vista de diagnosis y tratamientos posteriores para superar su lesión, lo importante es que se recupere bien y que vuelva sin prisas pero sin pausas al altísimo nivel que estaba ofreciendo. Por último, el tercer cuarto ante el Joventut no sólo es para enmarcar sino que debería ser objeto de la elaboración de un resumen en vídeo para la web del club para que los aficionados podamos recrearnos con minutos de baloncesto antológico.