El Correo Gallego

Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

EL DÍA DESPUÉS

PEPE CASAL

Respeto

15.03.2016 
A- A+

La semana comenzó bien. El miércoles en Madrid, en el multitudinario homenaje a Aíto, los allí presentes disfrutamos de una jornada entrañable. El viernes los juniors de Oriol quedan campeones imbatidos en la liga local y el sábado, en categoría senior y tras dos prórrogas, los chavales le ganan al CDR Ferrol, a priori favorito. Reconozco que acudí a Sar absolutamente convencido de que la semana finalizaría con la victoria del Obra. Si fuese un combate de boxeo así hubiese sido, ganaría a los puntos justamente e incluso por KO cuando tuvo contra las cuerdas al Fuenlabrada con 74-62 a falta de 5 minutos. El Obra siempre fue por delante en el marcador, dominando el partido, el juego e incluso por momentos el rebote. Cuando el Fuenla lo tenía perdido aumentó su nivel defensivo, que ya de por sí es alto, y ahí llegó el colapso del Obra con un parcial de 2-14 porque, aparte de no anotar, la defensa, que era buena hasta ese momento, se convirtió en un coladero ante la frustración por la incapacidad para meter una canasta.

Tal y como dijo Moncho Fernández al final del partido, los culpables de esa derrota fueron todos y el mérito absoluto hay que apuntárselo al Fuenlabrada por no perder la fe y luchar hasta el final. Una derrota muy dolorosa agravada por la victoria del Estudiantes. Queda un calendario muy difícil, la lucha por la permanencia continúa y urge recuperar al mejor Waczynski, que Brown espabile de una vez y que McGrath vuelva a su nivel de principios de temporada. Chapeau, una vez más, para Yusta que aparte de jugar con fiebre, fue con Bendzius y Caloiaro lo mejor del equipo.

Dicho esto hay un detalle que no quiero obviar. Los árbitros se equivocan y, como humanos, tienen derecho a ello. Que se equivoque Zamorano es lógico, no tiene el mínimo nivel exigible para estar en la ACB. Que se equivoque Castillo entra dentro del guión, es de los más flojos de la Liga. Que se equivoquen los tres, Cortés incluido, que es de los mejores, es grave y por parte de este último es inadmisible que no haya decidido ir a ver el instant replay en la jugada del triple de Waczynski, que tras tocar el aro, como demuestran las imágenes del estupendo reportaje de la TVG, el rechace cae en manos del Obradoiro y una posesión decisiva se convierte en canasta del Fuenlabrada. Llueve sobre mojado, con el agravante de que en las lejanas canastas de Bendzius y de Haws sí hubo amago de ir a visionarlas a pesar de que fueron claramente dentro de tiempo. Si les molesta que Moncho proteste más de la cuenta, que lo manden al vestuario. Pero el equipo, los directivos y los aficionados de este club merecemos RESPETO de una puñetera vez. El respeto que yo tengo por el estamento arbitral de la ACB, al que conozco a la perfección por haber trabajado directamente con ellos durante varias temporadas, como aficionado, socio y accionista del Obradoiro, se lo exijo. Sean justos.