Lunes 21.10.2019 Actualizado 12:52
Google    

El Correo Gallego

Opinión | opinion@elcorreogallego.es  |   RSS - Opinión RSS

{ EL DÍA DESPUÉS }

PEPE CASAL

¡Recital!

24.12.2013 
A- A+

A veces hay situaciones que sorprenden a los propios actores e incluso al público, protagonistas unos y disfrutantes  otros, del espectáculo. Sorprendidos, sin duda, habrán quedado los jugadores del Unicaja ante el aluvión ofensivo y defensivo que les cayó encima, y, desde luego, también los que disfrutamos in situ con la grata sorpresa que nos produjeron al unísono la claridad en el marcador y el dominio del juego en el parquet. No estoy en absoluto de acuerdo con una parte de la declaración de Moncho Fernández en el sentido de que la euforia por la clasificación y el poco descanso le hubiesen podido pasar factura al Unicaja. Bien es verdad que el ácido láctico y el bajón tras el subidón de adrenalina por una importante victoria como la de Siena no son los mejores compañeros de camino para peregrinar a Compostela, pero para eso están los entrenadores y los responsables de la planificación de los viajes en los equipos en los que el euro hace compatible la comodidad con el desplazamiento.
Hay otros equipos, entre ellos el Obra, que han renunciado a aventuras europeas por su ajustado presupuesto. Aún más, los que hemos vivido muchas Copas del Rey en directo sabemos que a veces tocan tres partidos seguidos o cuatro con un día de descanso y no puede haber fallos. Cuando se tiene una plantilla millonaria y se juega en Siena, que está ahí al lado, no valen disculpas como también dejó entrever Joan Plaza, aunque en su descargo hay que decir que primero dejó claro y ensalzó el trabajo, el ansia y el querer ganar desde el minuto uno, mostrado por el Río Natura que fue mucho mejor que su equipo.
Para mí la explicación es muy sencilla, el Obradoiro jugó un partidazo, dio un nuevo recital defensivo que esta vez fue a acompañado por otro ofensivo en el que el acierto prevaleció ante los planteamientos de la defensa malagueña que estratégicamente lo intentó todo hasta el final, pero también fue claramente superada por la soberbia lectura táctica que aplicaron los nuestros. Tal y como jugó el Obra el sábado sólo tiene como solución la receta que aplicó el Real Madrid, que no es otra que defender mejor y esperar el momento para romper el partido. El Unicaja no supo y no pudo hacerlo por haber sido literalmente barrido por la actuación de los Corbacho, Oriol, Muscala y demás compañeros de recital. No nos tocó la lotería pero sí un regalo de Papá Nöel que debe de tener como complemento una victoria en Valladolid, donde a pesar de lo que diga la clasificación, habrá que pelear y luchar desde el minuto 1 al 40. Felices fiestas a todos.