Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 30 junio 2022
02:24
h

Elecciones, impuestos y fondos europeos

EN LA PRIMERA REUNIÓN que Alberto Núñez Feijóo, como líder del PP, mantuvo con Pedro Sánchez le pidió una rebaja general de impuestos. Era mediados de abril y la situación económica ya era preocupante. El presidente del gobierno ni siquiera dedicó unos minutos a hablar de la propuesta, realizada por técnicos, sobre la necesidad de reducir la presión impositiva para combatir la galopante inflación. A Sánchez solo le preocupaba el apoyo del PP a la renovación de los órganos judiciales y poder sacar adelante unas medidas para frenar el impacto de la guerra de Ucrania que, dos meses después, se demostró que eran insuficientes. Fue la vicepresidenta primera Nadia Calviño la que respondió en público a Feijóo: “No hay ningún organismo internacional que ahora recomiende a España bajar los impuestos, sino que prevalece la opinión contraria, proclive a elevar el nivel de la presión fiscal en España”, dijo la también ministra de Asuntos Económicos para zanjar un debate incómodo para el ejecutivo. Los ciudadanos pedían medidas que ayudaran a frenar el disparatado precio de la energía eléctrica pero Moncloa lo fiaba todo a la excepción ibérica en el tope del gas que se demostró ineficaz. El tiempo le da la razón a quienes la cuestionaban y pedían aliviar la presión fiscal. Tuvo que producirse la debacle electoral en Andalucía para que Sánchez tomara conciencia de la magnitud del problema y no le queda más remedio que acudir al plan económico que le envió Feijóo (sin logo del PP pero con el escudo de España) para anunciar que el IVA del precio de la luz se reducirá del 10 al 5%;, todo lo contrario de lo que defendía el propio presidente, sus tres vicepresidentas y hasta la ministra de Hacienda. En ese plan el líder popular señalaba que “tenemos fondos europeos y si los gastamos bien y los invertimos bien, la economía se puede recuperar”. Otro de los problemas del Gobierno. Este miércoles conocíamos que el año pasado España solo gastó 2.400 de los 19.000 millones de los fondos europeos recibidos, según datos oficiales publicados por Bruselas, y muy lejos de los que se le concedieron en el Mecanismo Europeo de Recuperación y Resilencia ; es decir, ni los gastamos ni los invertimos con lo que nuestra situación como país cada vez es peor. Y eso siempre acaban pagándolo los ciudadanos de sus bolsillos pero cobrándolo en las urnas. Por eso Sánchez responde al desastre andaluz con una bajada de impuestos. Lo que lleva mucho tiempo clamando Feijóo
y su ejecutivo rechazaba.

23 jun 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito