Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 03 diciembre 2021
01:16
h

La arquitecta que busca el vínculo de los jóvenes con el lugar donde viven

más allá. La primera imagen que se le viene a la cabeza de un arquitecto a cualquier mortal es la de un profesional que le da forma a las construcciones que habitamos o empleamos en nuestro día a día. Pero la labor de Sandra González va un paso más allá, y lo que busca con su proyecto de A Vila do Mañá es que las nuevas generaciones tomen conciencia de esta profesión, pero también del patrimonio, urbanismo y paisajes que tienen delante de sus ojos a poder ser de forma lúdica. Así, en Fonte Díaz (Touro) puso a la chavalada a realizar grafitis previa charla para contextualizar los proyectos que iban a acometer... y todo con un fin último: a partir del conocimiento, generar un vínculo identitario entre los vecinos a partir de diez años y el núcleo poblacional en el que desarrollan su día a día de una manera comprensiva, pero también crítica.

16 ago 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito