Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 24 septiembre 2022
15:32
h

Padres vetados en las competiciones infantiles

CON LA EXCUSA de la pandemia, algunas instalaciones deportivas de Santiago siguen sin dejar entrar a familiares de los niños que juegan al fútbol bajo las órdenes de un entrenador, lo cual ha motivado el enfado de un buen número de padres y abuelos que tienen que estar llevando y trayendo a los chavales sin poder esperar a cubierto durante el tiempo de juego, además de perderse el entrenamiento en sí. Las razones que exponen los afectados parecen convincentes, sobre todo ahora que casi todas las restricciones del covid decayeron hace ya meses, pero lo cierto es que los clubes de fútbol tienen también poderosas razones para frenar lo más posible el acceso a las instalaciones deportivas a los familiares de los niños. ¿Por qué? Porque si bien es un hecho que la gran mayoría de los padres se limitan a ver y a callar, como mandan las normas del respeto, la convivencia y la buena educación, hay algunos a los que les encanta hacer el ridículo jaleando a sus hijos cuando lo hacen bien o abroncándolos cuando fallan en algo, convirtiendo un simple juego en una actividad muy estresante para los chavales. Otros van aún más lejos y se dedican a dar recomendaciones al entrenador e incluso a llamar la atención a los pequeños jugadores que, en su opinión, chupan demasiado balón o hacen entradas sucias. Son una minoría, es verdad, pero hacen mucho ruido, resultan molestísimos y se cargan por la cara el buen ambiente que siempre debería reinar en las competiciones deportivas, sobre todo en las protagonizadas por niños. Ojalá el veto fuese, hacia ellos, permanente. Lo malo es que están pagando justos por pecadores.

23 sep 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito