Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
14:29
h

Ver las cosas desde el ‘Falcon’

santiago, como otras muchas ciudades, amaneció ayer con largas hileras de camiones recorriendo a paso de tortuga las principales arterias mientras sus conductores hacían sonar las bocinas a todo trapo. Mientras tanto, centenares de trabajadores ya hacía cola en las gasolineras menos caras -de low cost tienen muy poco- con el objetivo de ahorrarse unos cuantos euros en los siguientes trayectos y numerosos vecinos comprobaban con estupor, un día más, que la cesta de la compra no para de subir. ¿De verdad es normal que medio melón, solo por poner un ejemplo, llegue a costar más de cuatro euros? ¿Y que los plátanos de Canarias estén casi al triple que los llamados americanos? Lo cierto es que la fruta fresca es cada vez más cara y tiene una peor calidad, pero a la vez los currantes del campo afirman que ganan una miseria, e incluso que palman dinero. ¿Qué está pasando aquí? Nadie lo sabe muy bien, pero todo el mundo es consciente de que todo esto ocurre desde hace ya muchos meses, no solo desde que Rusia invadió a Ucrania, y de que cada vez cuesta más llegar a final de mes en un país en el que nadie iba a quedarse atrás. También es un hecho que la indignación social va en aumento y que crece sin parar el número de personas que no están dispuestas a tragar ni una sola milonga más de un presidente indolente que solo sabe hablar de patriotismo europeo -la última imbecilidad de Pedro Sánchez-, de resiliencia y de la insolidaridad de la ultraderecha. Tendrá que cambiar de rollo y bajar a la arena real, porque desde el Falcon, está claro, las cosas se ven distorsionadas.

22 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito