Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 29 noviembre 2022
09:04
h

5G: España apuesta por el futuro

    LA tecnología 5G revolucionará el futuro. Sus características de hiperconectividad, conexiones permanentes, de gran capacidad, a gran velocidad, entre personas y entre máquinas, sin retardos, seguras, fiables posibilitaran cambiar radicalmente el mundo tal y como lo conocemos. Ya lo está haciendo. Estamos inmersos en una cuarta revolución industrial. Una digitalización disruptiva en la que la combinación del 5G con otras tecnologías emergentes como la inteligencia artificial, el internet de las cosas, o el Cloud será esencial para que este cambio de paradigma se produzca.

    Sin duda, el 5G es esencial para el futuro económico y social de las sociedades avanzadas. El Gobierno, acertadamente, ha apostado firmemente por impulsar el 5G en España. Las razones están claras: el 5G es el camino del futuro por donde transitará la sociedad venidera. Y no sólo en el ámbito de las telecomunicaciones, la energía o la movilidad. Este es un cambio radical en los que la educación, la sanidad, el turismo, el ocio, o bien el trabajo se verán beneficiados.

    La determinación del Gobierno es firme. Se destinarán 2.000 millones de euros hasta 2025, de los que 300 ya están recogidos en los Presupuestos para 2021. Además, en estos cinco años, la inversión privada puede llegar a movilizar hasta 24.000 millones de euros. La colaboración público-privada es vital para llevar a cabo con éxito este avance tan transcendental y el Gobierno lo sabe. Por ello, ha implicado a todos los actores sociales.

    Y, ¿cuáles serán las consecuencias de esta revolución tecnológica? Según la Comisión Europea, en España, el impacto del 5G atraerá inversiones por más de 5.000 millones de euros y creará más de 300.000 puestos de trabajo. Lo dicho, una oportunidad que no se puede dejar escapar.

    La estrategia de impulso de la tecnología 5G, va a ser y es, como señaló la vicepresidenta Nadia Calviño, un eje fundamental de la Agenda España Digital 2025 y del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española. El argumentario está a su favor.

    Es un polo atrayente de inversiones, que fomentará la recuperación de la economía y la creación de empleo, a la vez que alentará nuevos modelos de negocios surgidos de la hiperconectividad. Además, supone una gran oportunidad para hacer frente a la España vacía. El despliegue de redes de alta velocidad en toda España aumentará el atractivo y las capacidades de desarrollo de estos territorios, reforzando la cohesión económica, social y territorial.

    España cuenta con una posición de partida privilegiada para la implantación total del 5G: una envidiable red de fibra; primer país europeo en experiencias piloto 5G (de las 245 experiencias en la UE, 32 son españolas) y segundo país europeo, por detrás de Reino Unido, en número de Ciudades 5G (39 localidades).

    Por ello, impulsado por las políticas activas del Gobierno y el empuje de los fondos europeos, España tiene la oportunidad de liderar en Europa la revolución digital, la revolución del futuro. Un futuro que, con un uso e implantación segura y responsable del 5G, como es la que plantea el Gobierno, no sólo impulsará la transformación de los sectores productivos, sino que fomentará la recuperación económica, la creación de empleo, reforzará la cohesión social y territorial y promoverá el desarrollo sostenible, justo e inclusivo. Apostemos por el 5G. Nos jugamos el futuro.

    23 abr 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito