Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 26 noviembre 2022
19:59
h

Anécdotas y cien años de Fraga

    AL conmemorarse el centenario del nacimiento de Manuel Fraga, obviamente, desde diversas perspectivas, también a quienes lo tratamos como periodistas tenemos algo que contar, como en mi caso, de mi propia experiencia, donde hay episodios diversos y que no empezó especialmente bien.

    Fue en el Hotel Bahía de Vigo, cuando vino a presentar Alianza Popular. El momento más tenso se produjo cuando otro colega le preguntó si su pasado no podría perjudicarlo en este nuevo tiempo, pero empeoró cuando yo le dije si no se debería celebrar un referéndum sobre república o monarquía, como paso previo a la entonces esperada democracia. Fraga saltó por los aires. Previamente, sobre su pasado, dijo una frase que luego le vi repetir muchas veces: “Yo, como Cánovas, siempre tengo mi pasado presente”.

    Fraga, cosa no muy sabida, con cierta periodicidad invitaba a comer con él, de modo privado, a algunos de los periodistas que escribíamos en las secciones de opinión. No era para que tú lo entrevistaras, sino para que él, durante su etapa como presidente de la Xunta, te entrevistara a ti, previo pacto de ni divulgar ni reflejar lo hablado en el encuentro.

    A mí me citó en un conocido restaurante de Santiago y durante el almuerzo hablamos de casi todo, pero lo mejor fue el final. En aquel tiempo me había aficionado yo al “calvados”, de suerte que con el café pedí una copa y me la trajeron como si fuera un coñac. Al verlo, Fraga me miró y dijo: “¿Se va usted a tomar eso?”. Yo le respondí “Sí, don Manuel”, a lo que él replicó: “Esperé”, e hizo llamar al dueño del establecimiento., Cuando vino el dueño Fraga la preguntó cuántos tenedores tenía la casa, y tras la respuesta espetó: “Y usted no sabe que el calvados se sirve en copa cónica sobre lecho de hielo”. Yo estaba perplejo, y seguidamente nos dio una conferencia sobre el asunto.

    En el mismo lugar, uno de los dueños, me contó más tarde otra anécdota divertida. Había citado Fraga a los miembros de su Gobierno a almorzar allí, y a medida que fueron llegando, cada uno pidió el plato de su agrado, generalmente, marisco, pescado del bueno o carnes.

    Tomada la comanda, esperaron que llegara Fraga y cuando éste lo hizo y le preguntaron qué quería respondió: “Cocido para todos”.

    25 nov 2022 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    TEMAS
    Tema marcado como favorito
    Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.