Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 01 diciembre 2022
09:45
h

Aplazado el concierto del barítono Luís Cansino, integrado en “Os Nosos Intérpretes”

    En el capítulo de actividades del LXX Festival de Amigos de la Ópera de A Coruña, y dentro del apartado dedicado a “Os Nosos Intérpretes”, y que nos invitaba que al Centro ÁGORA- era el turno para el barítono Luís Cansino, quien iba a estar acompañado por el pianista Miquel Ortega. Quedamos a la espera de una nueva fecha, que conmemorará el 35 Aniversario de la vida profesional de cantante. El barítono ocupó el rol de “Fra Melitone”, de “La forza del destino”, de Giuseppe Verdi, ofrecida en versión de concierto, en esta temporada, compartiendo programa con Angela Meade- “Leonora de Vargas”-; Borja Quiza- “Carlo di Varga”-; Alejandro Roy-“Don Álvaro”-, Luiz Ottavio Faria-“Padre Giordano”-; Ginger Costa Jackson- “Preziosilla”-, conjuntamente con Mónica Redondo, Alejandro Baliñas, Gabriel Alonso o Moisés Marín, con la “OSG” y su coro- del que es titular Carlos Mena- bajo la dirección de Giuseppe Finzi, en esta temporada que tuvo también otra entrega gloriosa en el ámbito barroco, con el Händel de “Ariodante”, esplendorosamente dirigida por George Petru, al frente de “Il Pomo d´Oro”, a mayor gloria de los cantantes Franco Fagioli, Mélissa Petit, Sarah Gilford, Nicholas Phan, Luciana Mancini y Alex Rosen, también en versión de concierto. Para cobrar altura, la gala que nos espera el día 7, de diciembre, con el tenor Roberto Alagna.

    Luís Cansino, recibió como primer premio el “Lucrecia Arana”, mientras estudiaba con Pedro Lavirgen, repitiendo con un Primer Premio del Concurso Francisco Alonso (1990). Años después, participó en el “LV Aniversario de Amigos de la Ópera, y en 2006, colaboró en la Gala del 150 Aniversario del Teatro Real madrileño. Una actividad intensa en lo profesional, auspiciada por su presencia en Latinoamérica, con orquestas como la Ciudad de México, Arte Lírico (Colombia), Asociación Romanza- Ópera Lima), en esa ambición por abrirse al mundo de nuestro entorno cultural. Fue dirigido por maestros como Marco Armiliato, Andrew Davis, James Conlon, Pedro Halffter, Pérez Sierra, Víctor Pablo Pérez o Maximiliano Valdés. Reparte en preferencia tanto la opera como la zarzuela, entre sus roles: “Figaro”(Il Babiere di Siviglia); “Iago” (Otello); “Conte” (Il trovatore); “Alfio” (Pagliacci); “Ping” (Turandot); “Barnaba” (La Gioconda) o “Escamillo” (Carmen), intercambiables con papeles zarzuelísticos como “Vidal” (Luisa Fernanda); “Joaquín” (La del manojo de rosas); “Black (Black, el payaso); “Juan de Eguía” (La tabernera del puerto); “Pedro Stakoff” (Katiuska), “Santi” (El caserío), sin olvidarnos de su fidelidad por temporadas a las célebres Antologías de la Zarzuela, de José Tamayo, en esa voluntad de mantener activa la vigencia del género.

    Participó en la recuperación de títulos de toda época y género, desde barrocos como “Ezio”, a zarzuelas como “La Dolores”, de Bretón; “Chin- Chu-Cha”, del maestro Jordá; “El canto de los volcanes” y “La marimba Arrecha”, del compositor mejicano Álvarez de Toro; “Marianela”, de Jaume Pahissa; “Fuenteovejuna, de Muñíz; “The Magic Opal” ,de Isaac Albéniz o “Mis dos mujeres” , de Barbieri, a los que se añaden los estrenos del “Salmo”, de Carreño; “The March of Victory”, de Muhammad o la “Cantata asturiana” , de Ruíz. En los tiempos inciertos de la pandemia del covid, durante el año 2020, fue artista integrado en el “Opera-Fest”, unas galas “on line”, desde el Teatro Real, en las que también prestaron sus voces Ruth Iniesta, Ainoha Arteta Borja Quiza, Natalie Labourdette, Lissete Oropesa junto a otros entusiastas en obligado retiro temporal. Una voz la suya que se presta esa cuerda de bajo-barítono de carácter, para roles de aceradas contundencias, como ya tuvimos oportunidad de escuchar; roles de carácter de acentos al límite de personajes despóticos que le vienen a la medida de sus recursos. Más de una vez, y por opiniones de ciertas críticas, puso en entredicho su asimilación a personajes “bufos”, en sus ansias, no rechaza papeles de talante difícil como podrán ser “Zaccaria”, de “Nabucco”; “Felipe II”, en “Don Carlo”, “Fiesco”, en “Simón Boccanegra” o “Procida”, en “Las Visperas sicilianas”. Perfectos para esa voz que se maneja con soltura, en el espacio de una emisión redonda y matizada en su equilibro. Carácter impulsivo, al que con fortuna, ayuda en gran medida su presencia física y el uso de un gestualidad propicia.

    16 nov 2022 / 01:03
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito