Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 09 diciembre 2021
02:00
h

Árati Náyak y Álvaro Enterría. Un encuentro con la realidad

Es sumamente enriquecedor introducirse en una cultura y en una historia de la mano de Álvaro Enterría y Árati Náyak «Especialmente al amanecer, la visión de Benarés desde el río es fascinante e inolvidable» Estas palabras nos sirven para hablarles un poquito de dos personas que han hecho de Benarés su lugar de residencia pues desde que pisaron ese suelo sagrado no lo pudieron dejar.

Álvaro nació en Madrid y lleva viviendo en la ciudad unos treinta años con su esposa. A ambos les une no solo un lugar geográfico sino su Amor por el Conocimiento y el Saber ya que desde muy jóvenes han tenido una pasión unida a sus vidas distantes en el tiempo pero juntos en el corazón. La pasión de Álvaro no quedó en el Liceo Francés y la de Árati no lo hizo en sus clases de Literatura, Historia o Inglés sino que les han acompañado hasta el día de hoy. Álvaro no solo fundó una librería en Godowlial en el centro de la ciudad en el Diwali de 1994 con Dilip kumar Jaiswal sino también una editorial Indica-Books haciendo de la misma un referente en todo lo relacionado con el sánscrito o el hindi un idioma que comparte con el inglés y muchas lenguas europeas las mismas raíces.

Del hindi y del inglés tradujo algo sumamente primordial, una antología de cuentos del escritor en hindi Premchand, libro que aunque sea de un escritor en lengua hindi si ha llegado a nuestro conocimiento pues Álvaro observó lo rico y gratificante de ese pensamiento.

Vivir en Benarés

Como él mismo escribe «Sí he podido vivir tantos años en Benarés e integrado en su sociedad ha sido principalmente porque habló bien el hindi. En efecto y aunque esto parezca evidente, para comprender un país es imprescindible. Cuando alguien habla bien el idioma local la sociedad le trata de otra manera»

A raíz de una obra que iban a ser varios tomos llegó «La India por dentro. Una guía cultural para el viajero» a la que seguirían otras... Su autor con el bagaje cultural adquirido no solo responde a los viajeros que llegan a la India sino que realiza un temario a gran escala para aquellos interesados y al mismo tiempo abre una puerta a otras lecturas. Una Guía Cultural destinada a «Todas las personas que mantienen vivas las tradiciones de la India» donde quiere de alguna manera explicar los prejuicios con los que él mismo se encontró cuando inició el estudio de este gran Coloso eso sí, desde Benarés.

Como editor tuvo la oportunidad de publicar un ensayo del fotógrafo Richard Lannoy «Benarés. A world Within a World» y quizás siguiendo esa misma idea como un homenaje a una ciudad que tanto les ha dado surgió la publicación de «Benarés. La ciudad imaginaria» donde escriben una serie de autores. Se han puesto «en el lugar del otro» intentando aprender y asimilar todo lo posible de otra tradición que en ocasiones parece pelearse con la Modernidad y con ese Materialismo tan occidental.

Igual que la propia India la ciudad de Benarés ya no es la que era cuando un joven de 28 años la visitó por primera vez o cuando una joven llamada Árati dejó su lugar de nacimiento en Orissa para trasladarse a ella. Álvaro y Árati Náyak (Orissa, 1964) han formado una familia y Árati explica cuales fueron sus comienzos

«En nuestra casa viviamos, aparte de mis padres y hermanos, mis abuelos paternos, un hermano pequeño de mi abuelo, mis tías y sus hijos...en total 33 personas» Todos han crecido, todos han cambiado. Es como si la Diosa de la ciudad- La Madre Ganga- esa que siempre está ahí lo hiciera con ellos. Álvaro ya no usa la bicicleta como hizo en su momento cuando tiempo más tarde por imperativos de la sociedad tuvo que cambiar o ver como muchos invertían en una moto...

«En aquella época apenas había turistas. No obstante, encontré allí algunos españoles. Entre otros, conocí a Pep Bernadas, socio ya entonces de la mítica librería barcelonesa de viajes Altaïr y al futuro dibujante y dramaturgo Miguel Gómez Andrea -GOL- con quien mucho más tarde habríamos de publicar varios comics del tema indio» Se propuso traducir una obra fundamental para comprender esos términos en ocasiones no bien entendidos y fue gracias a un autor Avinash Chandra (aquel cuya luna es indestructible) quien le abriría las puertas de nuevo a la traducciones efectuadas por él mismo en obras anteriores.

El testimonio de los sabios

En «El científico y el santo. Los límites de la ciencia y el testimonio de los sabios» Chandra escribe una serie de dichos o frases de un lado y de otro y pone sobre la mesa palabras que con el paso del tiempo parecen no querer olvidarse: la mente, el materialismo y el espítualismo quizás no las hemos entendido y en este volumen da voz y recurre quizás a autores mucho más abiertos que los contemporáneos actuales

«Un sólido análisis critico de los límites de la ciencia moderna apoyado en el testimonio de innumerables santos y sabios de todas las tradiciones. Escrito desde la convicción, tratando temas de urgente actualidad resultando él mismo un elemento muy útil para desentrañar los retos metafísicos a los que se enfrenta el mundo moderno» y con una segunda parte más reducida el propio Chandra nos acerca a «esa cultura india clásica que contempla el tiempo y la historia como algo diferente a como se realiza en el mundo tecnológico moderno» Y el Álvaro traductor volvió a ser escritor en «El tiempo y la historia. Una visión India».

Quizás en «El Destino y el Dharma. Una vida en la India tradicional» sus autores no engloban a dos personas ni a un Subcontinente (¿podríamos abrir un debate?) ni a una ciudad histórica sino a algo más... A ese destino y a ese dharma donde ellos son los protagonistas...

Árati nos introduce en el papel de madre y compañera dentro de una sociedad donde si las negociaciones de boda se rompen por una de las partes se escucha «Las bodas están hechas en el cielo» O nos enseña a través de «Cocina india vegetariana. Platos sencillos para una dieta saludable» donde apreciamos el gran interés que siente la sociedad india por la comida.

Y al preguntar por la mujer - un tema siempre controvertido - surge la respuesta en palabras de Álvaro

«Es cierto, hay muchos casos extremos y al mezclarse con la pobreza producen situaciones muy tristes. No son pasivas para nada. El hombre es el Presidente, pero la mujer es la Primer Ministro. Al hombre se le sienta en el trono, se le pone la corona y se hace en una palabra que se sienta contento, pero luego por debajo la mujer es la que maneja todo en la casa y en la familia y la familia es muy importante en la India»

Una parte importante es el subtítulo del libro «Una vida en la India tradicional» donde nos preguntamos ¿Como conocer ese lugar sagrado si no conocemos esa tradición que lo envuelve? Y aunque la India crece a grandes zancadas es como si la tradición lo hiciera pero sin dejar esa misma tradición que abarca multitud de años llenos de sabiduría

«Yo empecé con la lectura de las Upanishads y con las enseñanzas de Ramana Maharshi, que constituyen podríamos decir, la parte superior del hinduismo. Sin embargo, al vivir en la India fui absorbiendo poco a poco la parte más religiosa y ritual e indentificándome cada vez más con la forma hindú de vida: mi camino, al revés del de los indios, fue de arriba a abajo» A lo que parece añadir «El hinduismo cree en un principio superior, pero esto es indefinible e irrepresentable. Como no tiene formas, todas las formas son suyas. Se puede concebir de cualquier manera. En las religiones monoteístas dicen: sólo hay un Dios y resulta que es el mío. En India cualquier forma de representar a Dios es hasta cierto punto correcta. Admiten todas las formas. En este sentido no hay conflicto de religión. Y con las palabras de Árati cerramos «El destino y el dharma. Una vida en la India tradicional» donde escribe «Todo cuanto tenía en mi infancia, toda esa riqueza, me fue arrebatada en mi juventud, y mi futuro era incierto. Después, sin pedir nada, todo me fue dado. Tuve la oportunidad de experimentar, participar y ver muchas cosas que casi ninguna mujer de mi condición conoce. La vida me lo ha dado todo, mucho más de lo que yo esperaba» A lo que Álvaro... parece responder «En cierta ocasión me preguntaron si yo creía en el Destino y les dije: si yo no creo en el Destino ¿quién va a creer?»

22 ago 2021 / 00:30
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.