Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 11 agosto 2020
02:15
h

Beethoven en A Quintana

    Un reparto de protagonismos en una jornada pesante por los calores de la jornada, en otro de los homenajes beethovenianos en sesiones repartidas, por una matinal de tanteo y ensayo con aforo al completo. Una experiencia que poco tendrá de novedoso si no fuera por sus condicionantes sabidos que dejó a las puertas a entusiastas aficionados que con fortuna, pudieron seguir en la distancia o sentados en las terrazas de proximidad. Es verdad que se abría otra ventana en invitación para el respetable, a través de la vía streaming, como viene siendo costumbre desde no nace tanto. La “RFG”, tuvo el buen detalle de compartir otra sesión en A Cidade da Cultura, en la que como novedad, presentaba un estreno de Joám Trilho. Esta vez, fue maestra de ceremonias la actriz María Vázquez, en afortunada complicidad con Paul Daniel. Beethoven en miscelánea entre detalles del ballet “Las criaturas de Prometeo” y la “Sinfonía Coral”, como ejes radiales de un concierto que supo ajustarse a las exigencias del espacio y el tratamiento musical del repertorio. Bastante tuvo al final como lo que habitualmente, se conoce como sesión didáctica, y de ellas, sabe bastante Paul Daniel, esas mismas que precediendo el comienzo del curso, se lleva a la orquesta por distintos espacios de la ciudad, con la pretensión de hacer a los clásicos accesibles para todo tipo de curiosos. La fórmula como la seguida, con las anotaciones entretenidas de una actriz como María Vázquez, resulta una garantía de rendimientos. Telón de fondo para As Festas do Apostolo, y que en más de una ocasión, han estado precedidas de un tiempo inestable, para la ocasión, se trataba de armarse de pacienciacon aleteo de abanicos. Era el eterno Beethoven, que en año crudo, pudimos disfrutar en ciclos conmemorativos, muchos todavía pendientes de recuperación, como el anunciado de la USC”, “Metáforas do silencio”, dedicado a su música de cámara con motivo del 250 Aniversario do seu nacemento”. Paciencia y una salva porque en el Paraninfo da Universidade. Podamos recobrar el pulso. Mientras, nos queda la gratificación de una sesión vespertina con un lleno de los que se dice, que rompen taquillas. Los asistentes pasaron un buen rato y los expectantes, les queda el consuelo del visionado en streaming”. ¡Feliz Aniversario, Beethoven! Y gracias a los músicos por su entrega ante la canícula agobiante.

    31 jul 2020 / 17:10
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito