Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 27 noviembre 2021
02:29
h

¿Cómo minimizar la 6.ª ola?

    NO se puede dar por finalizada una pandemia mientras el virus siga circulando, está claro que en España el exceso de confianza no ha ayudado a mantener el control de la pandemia en niveles bajos, y los casos se han disparado de nuevo y con tendencia al alza. No se puede bajar la guardia, eliminar restricciones y relajar medidas de protección, como consecuencia de ello se están produciendo repuntes en toda España.

    Las vacunas salvan vidas, pero no son esterilizantes y podemos contagiarnos y contagiar, por lo que no se pueden dejar a un lado las medidas de protección. Aprendamos de la experiencia del Reino Unido que tiene una IA de 800 casos por 100.000 habitantes y de Austria con 1.300 (lo que ha llevado al Gobierno a declarar el confinamiento general y la vacunación obligatoria).

    Sigue siendo fundamental el uso de la mascarilla, la distancia social, la ventilación en interiores, e intensificar la vacunación en la población no vacunada (no ayudan las reticencias a vacunarse de casi cuatro millones de personas); aspectos que hay que reforzar para superar el covid.

    El certificado de vacunación puede ser una herramienta útil para tener acceso a restaurantes y locales de ocio nocturno. En España, y en Galicia, la situación no es comparable a la de otros países europeos. España, gracias a tener un 80 % de la población vacunada, acusará con mucho menor intensidad los efectos de la sexta ola, pero no podemos bajar la guardia o tendremos unas navidades más amargas y menos dulces.

    Mi pálpito es que el ritmo de contagios seguirá creciendo y aumentará la presión hospitalaria, con lo que habrá que volver a poner en marcha más restricciones y endurecer las medidas (horarios, limitaciones, aforos, etc.), además de reforzar las medidas de salud pública (detección precoz, rastreo, pruebas diagnósticas), para controlar los brotes que aparezcan y evitar la trasmisión comunitaria.

    Con este escenario y la llegada del frío, la sexta ola es inevitable. Los colectivos de mayores, aunque están vacunados, si les llega la sexta ola, son vulnerables ya que pasó tiempo desde que le inyectaron la pauta completa, y necesitan esa 3.ª dosis todos aquellos que aún no la han recibido, para aumentar su protección a niveles elevados durante unos meses.

    Con la sexta ola, habrá un aumento de hospitalizaciones y lamentablemente pérdida de vidas humanas, si bien la letalidad será mucho menor. En España, quedan casi cuatro millones de personas por vacunar, que están en riesgo, y la única manera de protegerse contra la enfermedad grave y la muerte es vacunarse.

    Sentidiño y que aflore el sentimiento de solidaridad.

    26 nov 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito