Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 25 octubre 2021
22:41
h

¿Cómo mitigar el impacto del cambio climático?

    “La naturaleza no olvida y no perdona
    nunca, así que respetémosla y ella nos
    protegerá, de lo contrario se volverá
    en contra nuestra”

    EL planeta está acusando los efectos del calentamiento global y la naturaleza se rebela y responde con contundencia ante las agresiones que recibe debido a la actividad antropogénica desmedida y descontrolada, y quién más tiene que perder y lo empieza a sufrir en sus propias carnes es la Humanidad; de ahí que tenemos que ser conscientes de ello, adelantarnos e intentar parar la catástrofe que se avecina antes de que sea tarde.

    Hay que evitar con todos los medios que tenemos a nuestro alcance que el calentamiento global, de consecuencias imprevisibles a corto, medio y largo plazo, siga in crescendo y desencadene toda una serie de efectos y consecuencias que afectarán al planeta y por ende a la Humanidad (aumento de la temperatura, fenómenos meteorológicos extremos, olas de calor, sequías, inundaciones a causa del desbordamiento de ríos y lagos, incendios forestales, deshielo, sobre la biodiversidad con la muerte de especies animales y vegetales, subida del nivel del mar y un largo etc.); de ahí la importancia de acometer con urgencia acciones específicas que frenen esta situación, además del cumplimiento del Acuerdo de París (que entró en vigor el 4/11/2016, de reducir las emisiones mundiales de GEI al menos el 55% en 2030 respecto a 1990 y alcanzar el cero neto en 2040).

    Es tiempo de actuar en la lucha contra el cambio climático o llegaremos tarde, si queremos frenar el calentamiento global urge frenar la producción de CO2 a nivel planetario. La drástica reducción de emisiones de GEI a la atmósfera en los meses de pandemia como consecuencia de la disminución radical del tráfico rodado ha sido una coyuntura puntual que ha tenido que ver mucho con el confinamiento, y sirve de bien poco si no tiene continuidad en el tiempo. Dejar de emitir CO2 a la atmósfera implica dejar de utilizar o reducir drásticamente los combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural) y sustituirlos por las energías renovables (eólica, solar, fotovoltaica).

    Es necesario un cambio radical en el sistema energético y además se tiene que hacer a gran velocidad si queremos llegar a tiempo para frenar el cambio climático. Si queremos evitar un aumento de temperatura promedio del planeta por encima de 1,5º C es necesaria una reducción radical de las emisiones de GEI, lo que conlleva la descarbonización total del sector energético. Hay que construir un nuevo sistema energético basado en las energías renovables, la eficiencia energética y las soluciones tecnológicas inteligentes, más pronto o más tarde vamos a tener que recorrer ese camino, y cuanto antes lo hagamos, será mejor para todos, y el planeta lo agradecerá.

    El proceso de transición energética
    tiene que culminar con el 100% de energía renovable en el 2030. Para conseguir este objetivo es necesario que exista voluntad política por parte de los gobier-nos que forman parte de Naciones
    Unidas y que sus gobernantes dejen a
    un lado sus intereses personales y
    económicos y den un paso delante. En este sentido, la COP26 (Glasgow, 1-12/11/2021), será decisiva respecto a la
    toma de decisiones y necesidad de llegar a un gran acuerdo global por parte de
    los 193 Estados miembros, que marcarán el camino a seguir en este asunto
    tan trascendente donde está en juego el futuro del planeta.

    Es preocupante el daño que el modelo energético actual está causando al planeta y a la salud de la Humanidad, razón por la cual urge avanzar hacia un modelo energético sostenible, y en esta transición energética, tendrán que salir beneficiados los consumidores.

    Sustituir un sistema energético contaminante por un sistema energético limpio y sostenible, traerá grandes beneficios económicos, ambientales y sociales a la Humanidad y al planeta. Esta nueva etapa de recuperación económica y social nos ofrece la oportunidad de impulsar la sostenibilidad ambiental, lo que nos va a permitir avanzar hacia la mitigación del cambio climático y conseguir cumplir con los ODS, y de ello se beneficiará el conjunto de la Humanidad y la salud planetaria. Que así sea.

    17 sep 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito