Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 02 diciembre 2021
18:20
h

De Profundis

    LA pista once del álbum Todo es de todos de mi buen amigo Luis Martín se titula En lo profundo. Y dice cosas tan significativas como esta: “En lo profundo no hay nada que no sea sorprendente. Y sin embargo bajamos tan poco y tan pocas veces...”. Le diría yo a más de uno y a más de una todo lo sorprendente que se pierden si desconocen el valor de lo profundo. Porque es ahí donde están las raíces de las que nacemos, que son las mismas que luego nos aportan de los nutrientes necesarios. Quien se baja pocas veces, a lo mejor no lo entiende. Y quien nunca subió de Matalascañas para arriba, igual tampoco.

    Hablando de profundidades, superficialidades y cosas que no se entienden. ¿Alguien comprende lo de la Cabalgata de Reyes de Santiago? ¿Cómo puede ser que un día se argumente que no va a hacerse, al día siguiente se ratifiquen en el empecinamiento y luego se recule, queriendo usar como argumento a favor lo que antes era un argumento en contra? Por cosas como estas es por lo que uno deja de creer en la política.

    Si se han equivocado, admítanlo. Tan sencillo como eso. Todos nos equivocamos. Pero, ¿en serio? ¿En serio no se puede montar una cabalgata y sí una fiesta de fin de año? ¿En serio no nos van a contar en profundidad el porqué de esta meada fuera del tiesto? Pues deberían. La credibilidad, cuando es posible, sólo se recupera con sinceridad.

    Y hablando de profundidades y sinceridades. Espero que no nos la estén colando de nuevo con la pandemia. Porque que quieren que les diga... Yo es ver a Fernando Simón hablando de nuevas variantes “que van a ser marginales” y “me tiemblan las pierniñas”. Es cierto que las condiciones de vacunación son extraordinarias. También lo es que la incidencia a siete y a catorce días se mantiene en cifras muy bajas y que todo parece indicar, al menos de momento, que el virus está relativamente controlado.

    Pero como esta película ya la vivimos antes y luego vino lo que vino, permanezcamos atentos. Vayamos a lo profundo y no nos quedemos una vez más en el mensaje superficial que toca vender: el de “salgamos a consumir”.

    ¡Qué profundo me he puesto! Seguramente usted piense: este se ha venido más arriba que la tarifa de luz y que los precios de la hostelería. Pero, ¿qué quieren que les diga? A mí, cuando me tocan las raíces y pretenden quitarme la ilusión, explosiono como el Cumbre Vieja. Porque hay cosas con las que no se juega, por muy jueza, muy alcalde o muy epidemiólogo que se sea. Y agredir los sentimientos más profundos de la gente me parece algo tan malévolo y superficial...

    28 oct 2021 / 01:00
    • Ver comentarios
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito