Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 23 enero 2021
18:31
h

Desde San Petersburgo

    MADRID se cubrió por una descomunal nevada que más que
    en la capital de España le hacía
    a uno parecer que se encontra-ba en San Petersburgo. En algunos tratados clásicos de Dere-
    cho Administrativo los autores exponían como ejemplo de prestaciones administrativas forzo-sas la retirada de la nieve de la vía pública.

    En este temporal los ciudadanos madrileños no han esperado a esa imposición administrativa para coger una pala o el instrumento que tuvieran a mano para acarrear los bloques nevados que inundan sus domicilios.

    Sin embargo, tan meritoria iniciativa ciudadana no puede eludir la responsabilidad que incumbe a la Administración a raíz de este tremendo temporal. Las administraciones estatal, autonómica y municipal deberían haber actuado con mayor diligencia y eficacia para evitar, o al menos reducir, las consecuencias de este desastre anunciado.

    El cumplimiento preventivo de las obligaciones administrativas de seguridad sobre los ciudadanos y los bienes habría podido evitar muchos daños. Porque no estamos ante un suceso que, aunque hubiera sido previsto, no habría podido evitarse al no haber fuerza humana que pudiera oponerse a ello (incendio, terremoto, guerra).

    No se debía haber permitido la circulación de vehículos durante las horas previas a la nevada, poniéndose así de manifiesto una relación de causa a efecto por esta omisión de la Administración que tendrá que responder como proclama el artículo 106 CE.

    Y, tampoco se debió consentir que las personas transitaran alegremente por las calles nevadas de la ciudad de Madrid con alto riesgo para su integridad física.

    De poco sirve ahora, a toro pasado, pedir la declaración de zona catastrófica para San Petersburgo más allá de disponer de las consabidas ayudas estatales para estas situaciones.

    13 ene 2021 / 00:15
    Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
    Tema marcado como favorito