El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

días y coplas

PILAR FALCÓN

Abajo los móviles

26.05.2019 
A- A+

CADA vez encontramos más adeptos a lanzar el teléfono móvil por los aires para dar portazo a la sumisión que nos toca vivir. Tiene vida propia y se ha convertido en nuestro amante. Un amante con el que nos acostamos y nos levantamos dedicándole la atención posible y la imposible.

Ya no es sólo una sensación o tema entre amigos el mercado habla de un negocio que ha dejado de serlo tanto. La línea de beneficio de los móviles se desinfla porque las operadoras han dejado de subvencionar muchos terminales. Orange España presentaba sus resultados del primer trimestre con una fuerte caída en la venta de equipos reduciendo un 17 % sus ingresos en un mercado que cayó en España un 19 % hasta marzo. El resto de los telecos mientras las dos más grandes Movistar y Vodafone han tenido un comportamiento plano, en las más pequeñas también se han experimentado caídas. Hablamos de una lenta agonía como negocio estratégico para las operadoras de telecomunicaciones. Orange uno de los últimos bastiones y una de las pocas compañías que seguía teniendo en la venta de terminales elementos representativos de su estrategia confirma un declive generalizado en el sector.

En este comienzo de 2019 estadísticas de Strategy Analytics indican que las entregas mundiales de móviles se redujeron un 4,3 % hasta 330 millones de unidades. Este proceso tiene que ver con la apuesta de los usuarios por comprar móviles de bajo coste y dejar los de alta gama, así se justifica que mientras Samsung y Apple redujeron sus entregas un 8 % y un 1 % respectivamente Huawei subió un 50 %. Los tres fabricantes se llevan el 53 % de todo el mercado. En lo que respecta a las compañías de telecomunicaciones que operan en España se confirma que esta línea de negocio se ha ido enfriando desde 2012 cuando Telefónica abandonó la subvención para regalarlos o darlo a menor precio a cambio de portabilidad o permanencia.

A medida que todas las compañías han empezado a ajustar sus precios los aparatos se han vuelto menos atractivos para el cliente. Una década después y tras el fin de las subvenciones en 2012 Telefónica reduce su peso a la mitad, apenas un 3 % de todo su negocio en nuestro país. La compañía francesa Orange es una de las más empleadas en la venta de equipos de las tres grandes y el último bastión de un negocio que retrocede. La operadora británica Vodafone ha intensificado campañas con móviles para recuperar clientes y a medio plazo terminará adaptándose a niveles de caídas de venta similares al resto del sector.

Cada vez es más feo mirar el móvil, que suene una alarma o pasearlo de la mano. Los primeros mimos han caducado y con ellos la primera etapa de contigo pan y cebolla empieza a ser Historia. Hemos bajado la inversión en móviles y cada vez son más las personas con celular que vuelven al uso tradicional del teléfono. Es tiempo de resaca y de enfriamiento global. Ya no nos exigimos tener lo mejor sino salir del paso. De amante a amigo discreto.

Académica de la Academia Xacobea y presidenta del Club de periodistas gallegos en Madrid