El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

TRAUMA NEWS

ADRIÁN GALLEGO GOYANES

Covid-19 y deporte

26.03.2020 
A- A+

ES MOMENTO DE PARAR. Vivimos una situación de estado de alarma nacional y tenemos que cambiar nuestras rutinas ya que estamos ante un grave problema de salud pública. La crisis del coronavirus nos obliga a ser responsables y abandonar nuestros hábitos sociales, nuestros entrenamientos y, todo ello, trastoca por completo nuestros planes. Pero, ¿cómo afecta física y psicológicamente la cuarentena a un deportista? ¿hay algo que podamos hacer para sobrellevarla de mejor modo?

En primer lugar y lo más importante es poner freno al coronavirus. Cada uno de nosotros debemos de ser responsables y cumplir las pautas que se nos dan, para poder vencer al virus entre todos, evitar el mayor numero de infectados y fallecidos y poder volver lo antes posible a realizar la actividad y el deporte que más no guste. Así, el autoconocimiento, la planificación de objetivos, la cultura positiva o la motivación serán cruciales para evitar que los pensamientos negativos se instalen con fuerza en nuestro día a día.

En términos generales, ante la situación de excepcionalidad que nos encontramos y por lo tanto no solo afecta al deportista, nos crea un estado de incertidumbre, y con ella, ansiedad. Los eventos deportivos han sido cancelados para la gran mayoría de deportistas, siendo sus objetivos de temporada (finales de ligas, fases de ascenso, campeonatos internacionales…). Todo ello ha trastocado su planificación y por lo tanto, la situación pone en entredicho su preparación física.

Para superar esta situación es indispensable, intentar mantener un pensamiento positivo y saber que esto va a ser algo temporal, aprovechando el momento para hacernos más fuertes psicológicamente, vencer nuestros puntos débiles y buscar alternativas que supongan una menor sensación de pérdida. Es decir, remarcando como dijimos esa temporalidad de la situación de excepción, aprovechando para variar los entrenos, aumentando nuestra fortaleza mental y sobre todo dar a la situación la importancia que tiene.

Teniendo esto muy presente, es probable que todo sea más fácil. No implica que nunca más vayamos a estar en forma, ni siquiera es determinante para nuestro estado físico actual, pues podemos seguir preparándonos. Lo que sí que es, sin lugar a dudas, una oportunidad para comprobar, forzosamente, que las cosas se pueden posponer, que todo aquello que parecía urgente no lo es tanto, y que si el mundo se para un momento, no pasa nada. Luego sigue girando. Podemos aplicarnos esto en el día a día: que corremos a todas partes y a veces, no sabemos diferenciar entre lo urgente, lo importante y lo ordinario. No debemos olvidarnos de lo positivo de esta situación, aprovechar para contemplar nuestro interior, tener a disposición la mayor parte de nuestro tiempo para ver qué nos gusta de nuestra vida, qué cosas queremos retomar y sobre todo saber que ESTE VIRUS LO PARAMOS UNIDOS.

 

Cirujano ortopédico y traumatólogo