El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

tribuna libre

ÁNGEL NÚÑEZ SOBRINO

La fecunda influencia. El goce investigador

24.03.2019 
A- A+

Bendito sea aquel pensamiento o doctrina que desemboca no sólo en libros, sino también en edificios mil que prevalecieron por encima de avatares negativos. Después son la referencia esencial en una biblioteca y en un mapa, y esta es la señal óptima de su perduración.

Bendita sea aquella docencia en labor de entrega y vocación con eficacia productiva hacia los demás, en esa conducta con fecundidad que es la influencia cultural, y que sólo algunos profesores la poseen, y destilan una irradiación especial. En el pasado reciente de la Universidad compostelana Serafín Moralejo (1946--2.0ll) ejerció esta proyección potente , mantuvo esa dirección compleja provocando un activo entusiasmo entre un grupo de discípulos.

Descubrimiento, dinamismo, productividad y vocación son sus elementos claves. Manuel A. Castiñeiras González, Carmen Manso Porto, Beatriz Mariño, Francisco Prado-Vilar, Rocío Sánchez Ameijeiras y Margarita Vila da Vila, etc componen un completo grupo de potentes investigadores en pleno avance con caminos propios. Voy a centrarme en la figura de Carmen Manso Porto.

LA DILIGENCIA INVETIGADORA. El rasgo antropológico de Carmen Manso reside , cuando describe un monumento, en la observación sólida, la percepción atinada, la confrontación, la erudición , la argumentación y la demostración, que siempre es la convicción de la verdad. Igualmente descubre la detectación del pormenor y da la información comparativa, con frecuencia de capital importancia para establecer dataciones y escuelas.

Estas dos especificaciones son un producto de estar allí en presencia atenta y escrutadora, con severa mirada, a las formas de los capiteles, tímpanos y portadas. Se sirve de las aportaciones de análisis formal y estilístico del arte, de la escuela francesa de Henri Focillon (1881-1943) , con directos resultados. Es célebre su obra referencia "Arte gótico en Galicia : los Dominicos", 1993.

La peculiaridad de la arquitectura mendicante gallega al gótico constituye el dominio completo de su goce investigador, y se establece un paralelismo: lo que los dominicos aportaron objetivamente en arquitectura gótica y lo que ella (científicamente) descubrió desemboca en una ecuación perfecta. La estética(y la metafísica) de la luz de los pensadores medievales conecta con la finalidad de la arquitectua gótica: la luz.Todo encaja desde una rigurosa exhaustividad, y donde sus conocimientos ilustran y establecen relaciones, lo que nos conduce a un hecho de reflexión : el hombre crea una realidad nueva cuando construye.

Nada en la historia de la Cultura estuvo más unido con la Filosofía como el arte mendicante-dominicos y franciscanos-durante los siglos Xlll y XlV; y dominicos y franciscanos doctrinalmente estuvieron enfrentados y situaron sus conventos a las afueras de villas y ciudades en espacios opuestos, y era n resueltos y competitivos para alcanzar cátedras en las Universidades, y alzar así su prestigio.

Lo magnífico es que en cada convento que se fundaba se organizaban los estudios de Filosofía y Teología.. La arquitectura medieval da mucho para investigar y pensar. Constituye este libro -en dos volúmenes- una completa suma descriptiva, explicativa y demostrativa. en que la investigación y la erudición coexisten con un rigor casi matemático.También reproduce dibujos arqueológicos de lápidas de Alfredo Erias, uno de nuestros mejores dibujantes arqueológicos vivos. Resucita noticias desconocidas; ofrece un enfoque iconográfico nuevo; recurre admirablemente a la Genealogía con el rigor propio de haber estudiado cada linaje y sus ramas con la Heráldica en una coherencia plena, y cuya desembocadura matérica es la epigrafía en la piedra labrada, lo que contribuye además a entender la utilización de las capillas funerarias de las familias.

REPETICIÓN Y DIFERENCIA. El arte mendicante gallego forma parte, por supuesto, del arte mendicante europeo. Constituyó lo que hoy llamaríamos una "multinacional"; aún me dura el impacto de los ábsides en Rotenburg y en ciudades polacas.

El camino entre repetición y diferencia nos lleva a la exclamación de "tan parecido", "algo semejante" sí, pero no igual, lo que conduce a una serie, pero en absoluto, porque cada edificio dominico posee su identidad propia, su singularidad formal y material, y sin olvidar, claro, sus circunstancias como el dinero, los promotores y benefactores, la situación geográfica y los aspectos históricos. Carmen Manso entre repetición y diferencia descubre lo relevante en cada edificio que estudia.

El hábito constructivo va aportando la diferencia y la solución desde la coherencia, la solución ante un problema de bóvedas, o la altura adecuada de unas ventanas. La consecuencia del acierto constructivo de la orden dominica (y franciscana) radica en que no cansa su contemplación, antes bien despierta interés y curiosidad, e impone, con delicia, su estudio : lo que yo realicé con este libro-emblemático- de Carmen Manso.

Una de las labores de los historiadores del arte gallego y no gallego, con todas sus diferencias y avances, consiste en contribuir a una correcta interpretación y expicación de los edificios que nos llegaron del pasado. Saben de manera sobrada establecer conexiones, datos e influencias; y ello nos ayuda a entender los motivos de sus existencia desde la necesidad ("no poder ser de otra manera"), la efectividad ("ser así y no de otra manera"), la contingencia ("poder ser también de otra manera", y la posibilidad ("poder ser así o no así"): Nicolai Hartmann.

Nuestra investigadora lo ejecutó de manera empírica-visitó y fotografió todos los monumentos-y erudita- examinó todos sus archivos--; y aunque ya fué publicado el libro en 1993 su mensaje sigue vigente tanto al docente investigador como al curioso y aficcionado. Dos escritos de oro -Moralejo y Filgueira- custodian este libro que es paradigma de talento., voluntad, rigor y honestidad.

ESCRITOR