El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

firma invitada

CARLOS PAJARES

Donaciones

24.05.2019 
A- A+

PABLO Iglesias y varios líderes de las alianzas de Podemos, incluyendo algunos de las Mareas, se han lanzado a la crítica de las donaciones de material tecnológico a la sanidad pública de diversas comunidades autónomas, realizadas por Amancio Ortega. También los silencios al respecto, como los de Compostela Aberta, han sido sonoros. En la crítica se dejan caer alusiones genéricas sobre explotación de trabajadores y posibilidad de eludir obligaciones fiscales.

Una cosa son las obligaciones fiscales y el trato a los trabajadores en cualquier empresa y otra las donaciones. Si hay incumplimiento en lo concerniente a lo primero, que se denuncie de una manera clara y se vaya con ella a las autoridades fiscales y laborales. Si no, carretera, como se dice coloquialmente. El meter todo en el mismo saco, revela el poco peso de la argumentación en lo que concierne a las donaciones.

Por supuesto, lo principal es que la sanidad pública este bien dotada, pero siempre hay algún aspecto en el que se pueda mejorar y donde la colaboración de empresas y particulares, y no solo económica, es bienvenida. Por eso alrededor de los hospitales hay muchas personas que ofrecen una ayuda importante a familiares de enfermos, prestándoles ayuda logística y humana que siempre es bienvenida

En los medios de comunicación han aparecido muchas veces las donaciones de fundaciones de Bill Gates y su esposa o del dueño de Amazon. En Estados Unidos el llamado tercer sector, el sector de fundaciones, es responsable de una parte importante del PIB americano. En Europa, aunque no tenga un volumen comparable con el americano, el sector también es importante, sobre todo en países como Alemania, Francia, Reino Unido o los países nórdicos. Al fin y al cabo cuando se dice que se debe fortalecer la sociedad civil se esta hablando justamente de lo mismo.

En España sería muy conveniente que muchas oenegés no sobreviviesen solo por el dinero público y tuviesen ingresos adicionales ya sean por su actividad, o por donaciones. Por eso deben ser bienvenidas las aportaciones de empresas y particulares. En el caso de Amancio Ortega, además de las donaciones a la sanidad pública me constan otras donaciones importantes a oenegés que actúan en el Tercer Mundo, como Entreculturas, o a otras de apoyo a disminuidos físicos que no tienen ninguna repercusión mediática y por ello no buscan propaganda.

Por todo ello, la respuesta no debe ser la crítica sino el agradecimiento porque es de bien nacidos ser agradecidos según se lee en El Quijote.

Profesor emérito de la USC