El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

FIRMA INVITADA

CARLOS PAJARES

Publicar o perecer

05.04.2019 
A- A+

EL título con que se encabeza este artículo empezó a hacerse famoso en el ámbito de la investigación en Estados Unidos en la década de los setenta, y hoy en día, es obedecido ciegamente por muchos científicos. Un buen científico cuando obtiene unos resultados que cree buenos e importantes quiere que sean conocidos por la comunidad científica internacional y por ello busca su publicación en las revistas de mayor audiencia de su campo, que tengan un consejo editorial exigente en cuanto a la calidad, rigor y creatividad de las investigaciones aceptadas para publicar.

Debido a esto, las comisiones de selección de investigadores miran si los científicos han publicado o no y en la calidad de las revistas donde se ha publicado dependiendo de ello su contratación o promoción. Esta manera de actuar, en principio, parece razonable y buena. Incluso, cuando los científicos de un país no están insertados en la comunidad internacional, esa manera de proceder es imprescindible para mejorar la calidad de la investigación Sin embargo, el publicar y hacerlo en una buena revista no debe tomarse nunca como el fin y el objetivo de la investigación. Hay muchos científicos que se pavonean diciendo “he publicado en Physical Review Letters, Nature o Science”, por citar tres revistas prestigiosas, en lugar de decir he hecho tal investigación o tal otra que puede abrir nuevas perspectivas. La obsesión por publicar y la obsesión de utilizar indicadores ciegos para evaluar la investigación pueden incidir negativamente en la calidad de la investigación.

La aceleración que se está imponiendo en la  dinámica de la investigación puede ser mala para la creatividad, dado que induce a hacer trabajos buenos que en el fondo son continuistas. Para la ciencia es muy importante el sosiego, la tranquilidad.

Para hacer algo original, es fundamental no estar obsesionado por publicar y tener una  cierta libertad para poder equivocarse. Publica, pero no más rápido de lo que piensas, es una frase que deberíamos tener en cuenta todos los investigadores.

La publicación es necesaria para insertarse  en la dinámica científica, comunicando sus logros para que se discutan, acepten o se corrijan, pero no es un objetivo, un fin en sí mismo. Hay que  conseguir un equilibrio entre la emulación y la competitividad con la cooperación y la posibilidad de dar el tiempo necesario para que cristalicen ideas verdaderamente innovadoras.

Profesor emérito de la USC