El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

reflexiones

CHUS BALEATO

Buscando liderazgos

12.06.2019 
A- A+

Una vez llegados a esta parte del año deportivo, la gran mayoría de los equipos está inmersos en la conformación de sus planteles. Se buscan protagonistas que lleven a la entidad a buen puerto, se buscan líderes. Al inicio te preguntas cómo entrenar, cómo jugar y cómo liderar todo este proyecto. Buscas liderazgos dentro del campo, dentro del vestuario, y para comandar el plantel. Estas preguntas las hacen y las deben contestar los protagonistas de tal cargo.

Al hablar de liderazgo estamos pensando en esa figura con capacidad de aglutinar personas y grupos para que les sigan en su proyecto, debe demostrar un conjunto de habilidades y directrices para influir en los componentes, en el grupo y en el conjunto de personas que rodean y se interesen por el proyecto, haciendo que se trabaje con entusiasmo en busca de los objetivos. Debe tener capacidad para delegar, tener iniciativa, incentivar, evaluar de forma adecuada, ser eficaz y eficiente. Los liderazgos no entrañan desigualdad, dan forma a las distintas actividades de los grupos y del equipo. En este tipo de estudios, ahora se usa mucho la palabra neuroliderazgo, apoyada en estudios de psicología para formar mejores líderes.

Los líderes están al servicio del equipo y de los componentes, no al revés. Los miembros del grupo deben contar y sentirse apoyados para desempeñar su trabajo, ver reconocidos sus esfuerzos y saber que hay una persona atenta para hacer correcciones, el liderazgo sirve a su equipo.

Entrenar, jugar y liderar todos esto forma parte de la responsabilidad del entrenador. Entrenar entraña preparar al equipo desde el punto de vista físico, técnico, táctico y teórico. Cómo jugar intenta instaurar un modelo de juego, acorde y concordante con las capacidades, posibilidades, aptitudes y gustos de los componentes. Liderar todo esto supone crear un escenario agradable, que los componentes se sientan queridos, que se sientan valorados y que se sientan protagonistas del equipo, viendo en el líder una figura de fiar, de buen trato, de confianza y a seguir en la aventura que significa entrenar a un equipo de fútbol.

En el trato con los miembros, a nivel de grupo y a nivel individual, hay muchas cosas que debe ser igual para todos, pero también, en otras muchas necesitan y merecen tratamiento individualizado.Un equipo lo componen muchos elementos, con sus cualidades, sus gustos y deseos, pero siempre deben primar los criterios de eficacia, que sea útil y que beneficie. O sea, eficacia y eficiencia. Cada vez, este cargo necesita actuar con empatía e inteligencia emocional para que te sigan en este proyecto.

 EL AUTOR ES ENTRENADOR DE FÚTBOL