Viernes 18.10.2019 Actualizado 14:25
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

REFLEXIONES

CHUS BALEATO

Nuevos bríos para el futuro del Deportivo

09.10.2019 
A- A+

No hace falta ser experto en esto de fútbol para darse cuenta de que a muchos equipos les falta entrenamiento. Los partidos exigentes se inician en la pretemporada y la competición empieza antes de que se cierren las plantillas. El examen es en cada encuentro, se exige ganar y jugar bien hasta en los bolos veraniegos. Los equipos acuden donde hay dinero, sin tener en cuenta el precio a pagar en la competición.

Los profesionales son humanos y cada uno tiene sus limitaciones, son hombres y como tales están expuestos a los avatares de los mismos. Todo satura y la monotonía puede invadir los vestuarios: cambiar esa tendencia es de difícil solución. Esto es comparable a cuando uno va a ver a la novia las primeras veces: no descuida detalle, desde el calzón hasta el perfume; luego, cuando lleva mucho tiempo, cuando no es novedad, no lo toma con el mismo mimo, se descuida y se deja ir. Se pasa a vivir del recuerdo y del nivel conseguido, sin entender que cada momento es deferente, único.

En la actualidad se iguala todo: el tiempo de dedicación, el material, los métodos de entrenamiento están a disposición de todos. La profesionalidad se supone y pese a ello el rendimiento es muy diferente de año a año. Los conocimientos y las habilidades cuentan, la actitud es determinante. Ser honesto, responsable y leal con los colores es indispensable para caminar por buena senda.

El Deportivo pelea entre la historia, el deseo y la realidad: ésta es dura. Mejoró su puesta en escena, pero no llega para salir de los empates ni para mantener al técnico en su puesto. Nueve jornadas sin ganar. Tuvo cierto equilibrio en el juego, quiso asegurar el pase sin riesgo, la desconfianza y los antecedentes le privan de sorprender al rival. Errores individuales, de planificación, inoperancia en ataque, debilidad en defensa, dudoso poderío físico-técnico, entre otros motivos, ayudan a entender los malos resultados y "estamos como estamos por lo que estamos", con las luces de alarma. La temporada ha empezado con malas señales. El adiós de Anquela deja vía libre a Luis Cesar, gallego, de la tierra. Viene en busca de la victoria, la única que resolvería estos problemas. Esta semana, sin cuatro internacionales, preparan el viaje a las islas con nuevos bríos que alumbren el futuro, unifiquen la familia blanquiazul, los despachos y el juego.

Hace falta recurrir a la inteligencia emocional para entender las emociones que percibimos, comprenderlas, utilizarlas, y manejarlas sin píldoras para comprender el mundo del fútbol.

 

 ENTRENADOR DE FÚTBOL