El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

{ los pasos contados }

ALFONSO VILLAGÓMEZ

La corrupción según Weber

09.03.2014 
A- A+

PARECE que estamos asistiendo al derrumbamiento de parte del entramado institucional de nuestro país, fruto de los innumerables casos de corrupción. La situación parece haber tocado fondo, pero toda situación es susceptible de empeorar. Se continúa profundizando en sus respectivas crisis, gracias a una irracional huida hacia adelante por parte de los corruptos y los tramposos. Si lo analizamos con ciertas pretensiones científicas, podemos afirmar que los países de tradición protestante son más reacios a aceptar la corrupción que los países de tradición católica.

Para soportar una afirmación tan rotunda, me gustaría rescatar a Max Weber: La ética protestante y el espíritu capitalista, que marca el inicio de la Sociología como disciplina científica. Weber explica las razones por las que el capitalismo ha sido más exitoso en países de tradición protestante que en países de tradición católica. Independientemente del resultado final, gran parte del valor añadido de la obra radica en la caracterización que realiza de las dos tradiciones. Weber destacó que los protestantes no encontraban vías confortadoras, ni a través de la confesión, como los católicos, ni por medio de otro mecanismo, lo cual les obligaba a cumplir con mayor escrupulosidad sus funciones y les generaba una mayor angustia en caso de incumplirlas.

Por lo tanto, parece que los países de tradición protestante no nos llevan la delantera únicamente en temas económicos y de bienestar, sino que también lo hacen en temas morales, al menos en los relativos a los poderes públicos.

Doctor en Derecho Público