El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

TRIBUNA LIBRE

EDUARDO MARCOS MARTÍNEZ

Derecho fundamental

16.06.2019 
A- A+

El caso de IVECO ha suscitado una serie de cuestiones legales, que he intentado analizar y comprender pero que todavía, parece un tema intratable en España. El conflicto se inicia cuando dos derechos fundamentales se contraponen y se debe elegir cuál prevalece sobre el otro. En este caso concreto, el derecho fundamental a la información, a comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión, y a su vez el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia. La primera encuentra su límite con la segunda.

Un problema que suscita la regulación de Internet es la posibilidad de atribuir responsabilidad por los contenidos vertidos en Internet no sólo al autor de la información, sino también al proveedor de acceso a Internet, e incluso a aquellos usuarios que «reflejen» la información en su página en la Red, a través del hipertexto.

Entonces, ¿Cómo debe regularse Internet? Antes de profundizar en esta cuestión, es preciso aclarar que regulación no significa limitar la libertad de expresión, o al menos las limitaciones a la libertad de expresión en Internet deben ser las menos posible. A nivel europeo existe "El Plan de Acción Comunitario" partiendo de un necesario uso responsable de Internet, es decir, el control de Internet debe recaer fundamentalmente en cada usuario. El usuario de Internet debe decidir a qué información desea acceder y a cuál no. Es por tanto que existe, materia que se centra en uno de los principales problemas, no considerados todavía por el pueblo, de la regulación de acceso a Internet.

Pero ahondando en el problema de la difusión, en la que con un dispositivo móvil puedes enviar a través de WhatsApp, Instagram, Facebook, Twitter, una cantidad desmesurada de información falsa, o comprometida, que puede entablar problemas sociales, como el aislamiento social. Con estos medios ha desaparecido la presunción de inocencia, la intimidad, la protección del menor, pues la mayor parte de la población envía noticias sin contrastarlas, subimos imágenes sin permiso, y hacemos virales videos de bebes "graciosos".

¿Debe el legislador ahondar en el tema, y quien cometa crímenes como la red de pederastias que difunden imágenes, videos, negarles por completo el acceso a internet?

Es un tema complejo, que suscitará en un futuro un debate, pero que creo que es totalmente necesario.

GRADUADO EN DERECHO