El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

JOSÉ MANUEL ESTÉVEZ-SAÁ

O Europa, o nuevas elecciones

21.07.2019 
A- A+

PESE a que los ciudadanos seguimos cansados de tanta campaña electoral y de los comicios recientes celebrados en España, asistimos, semana tras semana, a negociaciones infructuosas y amenazas de nuevas elecciones. Detectamos claramente que las conversaciones entre los distintos partidos se basan más en luchas de poder que en aspectos programáticos, como cabría esperar, por ser la tarea que se les ha encomendado. Mientras tanto, Europa por fin nos ofrece un ejemplo a seguir con el nombramiento de la conservadora alemana Ursula von der Leyen como presidenta de la Comisión Europea.

Es una buena noticia, en primer lugar, que su elección haya tenido lugar con relativa celeridad; y en segundo lugar, que sea la primera mujer en ocupar tal cargo. Pero más interesante resulta el programa que presentó en un discurso sorprendentemente detallado con el que supo desgranar propuestas concretas para luchar contra el cambio climático e implementar una Europa verde. También expuso atinadamente la necesidad de mejorar salarios mínimos, aumentar el número de becas Erasmus, e incluso emprender acciones para luchar contra el paro en países de la eurozona especialmente azotados por la crisis. Igualmente, Von der Leyen propuso políticas de igualdad y un mayor esfuerzo para luchar contra la violencia de género. Ni siquiera eludió la delicada y espinosa cuestión migratoria, proponiendo un tratamiento humanitario que se ocupe, en primera instancia, de atender las circunstancias vitales de los migrantes, a la vez que luche junto a los guardacostas europeos contra las mafias que los ponen en peligro.

No dudamos que habrán sido muchas las negociaciones que han tenido lugar en la trastienda entre las diferentes familias políticas europeas, pero el poder de oratoria, y sobre todo el programa expuesto por la candidata, hubieran sacado los colores a los compromisarios europeos de no haber salido elegida. Ciertamente la sagaz exministra de Defensa alemana supo apelar a la derecha y a la izquierda, a conservadores y a liberales, haciendo concesiones a uno y otro bando.

Mucho nos gustaría a los españoles que el presidente en funciones de nuestro país fuese capaz de hilvanar un discurso semejante en términos de concreción en aquellos asuntos que nos atañen y urgen, de tal forma que sacase los colores a esos partidos de la oposición que siguen pensando más en los posibles sillones a ocupar en un futuro Gobierno, que en el bienestar de la ciudadanía. Que nadie se lleve a engaños: la paciencia del electorado tiene límites, los pasados comicios están demasiado recientes, y por mucho que diga el ya sobradamente cuestionado CIS, de celebrarse nuevas elecciones, muchos ciudadanos podrían penalizar la ineficacia de la política española no acudiendo a las urnas, o dando alguna sorpresa.

www.josemanuelestevezsaa.com