El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

RESEÑA MUSICAL

RAMÓN G. BALADO

Félix Rodríguez, bombardino, solista con la Banda Municipal

28.01.2018 
A- A+

Concierto en el Teatro Principal de la “Banda Municipal”- 12 ´00 h.-, dirigida por Casiano Mouriño Maquieira, en la serie de “Novos Intérpretes” que tendrá como protagonista a Félix Rodríguez, bombardino, para la obra de Robert W. Smith “Wilson suite for euphonium and Concert Band”, obra en tres tiempos para lucimiento de recursos en cada uno de ellos-“Tronad”, “In a gente rain” y “Hurricane”-composición de 1999, y dedicada al virtuoso del instrumento Roger L. Behrand, un talento formado en la “Michigan State University” con Leonard Falcone, ampliando estudios de graduación en la “George Mason University Fairfax” de Virginia. Fue miembro de larga trayectoria en la “USA Navy Band” de Wasington y posteriormente, coordinador de la “International Tuba and Euphonium Association”. En su condición de músico de gran relieve, cuenta con unas treinta obras encargadas por distintas bandas. Félix Rodríguez, músico que se añade a la nómina de dotados instrumentistas elegidos por la “Banda Municipal”, es natural de Rianxo, en donde probó sus primeras experiencias con la tuba antes de apostar por el bombardino, al que se dedicó con absoluta entrega, ya en la “Escola Municipal de Rianxo”. Fue Primer Premio de la Sexta edición de solistas en el “CMUS”, antes de probar el necesario salto a Luxemburgo, para probar también el Thorn, Utretcht o Kerkrade, viviendo una enriquecedora etapa en la “European Union Youth Wind Orchester” y con la “Banda Sinfónica de Viento Simón Bolivar”, en un certamen de bandas. Jan Cober, como maestro, fue primordial en su evolución.

James Barnes, contará con “Appachian Overture Op. 51”, compositor con raíces en la Universidad de Kansas, con la que mantendrá posteriores relaciones profesionales en el ámbito de la docencia y que se especializó en dirección con Zuohuang Chen. Fue un especialista como intérprete de tuba y sus obras han sido publicadas en 3 cd´s, por la “Tokyo Kosei Wind O.”, además de otra reciente por la “Koninkligke Militar Kapel”. Logró un “Prize ASCAP” de la “Sociedad Americana de Compositores y Editores”. También un galardón por sus obras para banda de obras contemporáneas de la “American Bandmasters Association Ostwals Award”.

Más familiar resulta John Philip Sousa (1854-1932), del que escucharemos “The Washington Post March” (1889), un compositor que adquirió renombre internacional tras se nombrado director de la “Banda de la Marina”, en 1880. Doce años después, organizaría su propia banda, con la que realizaría sonadas giras por todo el país. Ensayó muchos tipos de música popular y sus típicas marchas de gran relumbrón, destacarán por su compás marcadamente binario y de pulso uniforme. Su marcha por antonomasia, tan paseada en distintos arreglos, es “The Stars and Stripes Forever” (Barras y estrellas) de 1897. En su catálogo, aparecen alrededor de ciento cuarenta marchas, entre ellas “The Revival”, en la que incorpora un himno conocido. De las composiciones para banda y marcha, el autor se atiene a un lema a modo de frontispicio: “”Debe estar libre de rellenos como una estatus de mármol. Cada línea debe estar cincelada con la precisión más absoluta. Si se le agrega relleno, deja de ser marcha”.

Leo Delibes en una fantasía tomada de su ballet “Coppelia”, estrenado en mayo de 1870 en la “Ópera de París” con el título “Coppelia ou la Fille aux jeux d´émail”, contando con las bailarinas Bozacchi, Fiocre, Aline y los bailarines Dauty, Cornet y Mérande. Fue el primer ballet sobre una muñeca animada, procedente de un relato de E.T.A. Hoffmann, “Der Sandmann”, al que recurriría el archivero de la “Opéra” Nutter. El autor comenzaría su trabajo pensando en la bailarina Léontine Beaugrand, aunque el director del ente se decidiese definitivamente por la Grantsova, quien sin embargo, se vio obligada a volver a Rusia, con lo que la privilegiada sería la italiana Bozacchi. La historia recordará la coreografía creada por L.I. Ivanov, para el “Sadler´s Wells Theatre” de Londres, de 1933.

José Fernández Pacheco, tendrá “Entre flores (Danza granadina)”, músico que llegó a ser segundo director del “Teatro Real” de Madrid y posteriormente maestro de capilla de la iglesia de San Antonio de los Alemanes. Tuvo una actividad intensa en la “Unión Musical Española”, en la fábrica para rollos de pianola además de ejercer la docencia como actividad complementaria. Fue autor de algunas zarzuelas, de menor relevancia, de canciones para voz y piano y de obras sacras mientras fue maestro de capilla. Emilio Cebrián cuenta con “Una noche en Granada” (meditaciones de la Alhambra, Mujer granadina y Fiesta en El Sacro Monte (baile andaluz). De joven, había sido miembro de la “Banda Musical de la Academia de Infantería” de Toledo. Fue clarinetista en la “Orquesta del Teatro Municipal” de Rojas, en Toledo.