Miércoles 23.10.2019 Actualizado 20:47
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

reseña musical

RAMÓN G. BALADO

"II Festival Clasclâs": La "OSG" dirigida por Guy Braunstein

26.06.2019 
A- A+

Vilagarcia de Arousa, acoge el “II Festival Clasclâs” que se desarrollará entre los días 27 de junio y seis de julio, por diversos espacios de la villa, comenzando por el Auditorio Municipal-mañana, día 27, a las 21 h.-, y que sucesivamente, se trasladará a otros espacios como el Salón García, el Pazo de Rubianes, A Praza da Peixería, o Pazo de Golpelleira, Igrexa de Santiago do Carril, para concluir de nuevo en el Auditorio Municipal. Un total de 14 actividades con importantes solistas y que para esta cita, contarán con la violinista Nancy Zhou, norteamericana y ganadora del “Concurso Int. de Shangai”, alumna destacada de Miriam Fried y David Nadien, en el “Conservatorio de Nueva Inglaterra”, becada a partir del 2008 por la “Fundación Anne Sophie Mutter”, con la que mantiene importantes relaciones profesionales. Fue artista en residencia de la “Queen Elisabeth Music Chapelle”, de Bélgica, junto a Augustin Dumay y cuenta por un registro para la “DG”, “Live from Yellow Lounge”. Participó en los festivales de Ravinia y de Meckelburg Vorpommerne.

Dos voces se añaden, la del barítono-lírico Sebastiá Peris, que asistió a las docencia de C. Chausson, Ana Mª Sánchez, Ana L. Chova, Joan Pons o R. Scandiuzzi y que muestra interés por recuperar ópera postergadas: “El cuadro”, de E. Mateo o “El palimpsesto” de J.M. Ruíz, mientras atiende a roles de repertorio: “Fígaro”, ”Papageno” o “Schaunard”. Fue premio de Juventudes Musicales de 2013, el año que se estrenará en el Teatro de La Zarzuela, con “La verbena de La Paloma”. También colabora con la “Deutsche Oper am Rheim Düsseldorf”. La soprano Laura Sanders, es una voz formada en la “Eastman School of Music ” y asumió roles como el del “Poppea”, en “L´Incoronazione di Poppea”, “Susanna”, de “Las Bodas de Fígaro” o “Ilia”, de “Idomeneo”, para coliseos como el “Eastman Opera Theatre” y el “Oswego O. T.”

Guy Brauntein, el director y también violinista, tuvo como maestros en Nueva York a Glenn Dicterow y Pinchas Zucherman, comenzado sus actividades como solista de cámara. Fue profesor de la “Universität der Kunst”, en Berlín, entre 2003-7 y en 2006, director del “Festival Roland- Seck”, de Alemania. Fue concertino en la Berlin P.O.”, plaza que abandonó en la temporada 2012/3. En las labores directoriales, mantenidas de forma continua, le permitieron colaboraciones con orquestas de primera línea: “Danish National Symphony”;”National du Capitole de Toulouse”; “Noord Netherlands Orkest”; la “OSG”; “Trondheim Symphony” o “Hamburger Symphony”. Como violinista, está en posesión de un “Francesco Roggieri”, de 1679.

Un programa para complacer al aficionado medio entre páginas orquestales y arias operísticas, comenzando por la “Obertura de Egmond Op. 84”, de L.v.Beethoven. Obra en la que destacan un par de arias y que para el escritor y melómano E.T.A. Hoffmann, estará lejos de buscar el brillo individual, queriendo subordinarse rigurosamente al propio drama que lo inspiró. “Egmont” había sido escrito varios años atrás, en 1778, pero el músico se había acercado al drama con motivo de la reposición de 1810, en el histórico “Burgtheater Wien”. En sus fundamentos, las luchas contra la tiranía y que para esta ocasión, encabezará el conde Egmond, héroe de la libertad de Flandes. El resultado en esta obra, será una serie de nueve episodios, una obertura, cuatro intermedios, dos melodramas y para cierre, la sinfonía de la Victoria de Wellington.

Camille Saint Saëns con la “Introducción y Rondó capriccioso Op. 28”dentro de la serie de obras cortas de gran aceptación por su vistosidad, un trabajo de 1863, por tanto, un tanteo juvenil de excelentes resultados como fueron “La Rueca de Onfalia” o la “Danza macabra”, en los poemas sinfónicos y para mayor consideración, “El carnaval de los animales”, en cualquiera de sus tratamientos. Una “Introdución”, en forma de serenata, para resolverse en un “Rondó” con una cadenza de notables exigencias, en este caso para la solista, pero que resulta todo un obsequio para el oyente. Breve concierto pues, para violín y orquesta.

Dvorak en la obra sinfónica por excelencia, la “Sinfonía nº 9, en Mi m. Op. 95 (Del Nuevo Mundo)”, un reconocimiento al país que le había acogido y que con reverencia, tendrá su estreno en el mítico “Carnegie Hall” neoyorquino a finales de 1893. El segundo tiempo “Largo”, pasa por ser el más divulgado y el característicamente americano, al que en principio titulara “Leyenda”, inspirándose en un poema de Longfellow “Canto de Hiawatha”. Una importancia definitiva será el recurso a una melodía de origen irlandés y que arraigará profundamente en los Estados Unidos, convirtiéndose en la cantinela “Going home”. El resultado de conseguir el enraizamiento eslavo con las músicas que descubría en ese Nuevo Mundo, dieron como resultado una obra de definitivo magnetismo.

Por medio quedarán las voces en arias escogidas. Del Verdi de “Rigoletto”, el aria “Caro nome”, evocación de “Gilda” y una de las páginas más entrañables en una de las óperas redondas, en cuanto a pasajes con voz, y que nos sitúa en el cuadro segundo del primer acto. G. Donizetti, para mantenerse en el belcantismo, pero en el capítulo de las óperas buffas, el “Don Pasqualle”, del que proviene el dueto de “Norina” y el “Doctor Malatesta” y que ella comienza con “Pronta io son”, al que antecede la cavatina encantadora “Bella siccome un angelo”, que canta el propio “Dr Malatesta”.