El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

posdata

JAIME BARREIRO GIL

Galicia sin Galicia

12.09.2019 
A- A+

SEGURAMENTE la cosa tiene un intríngulis que yo no conozco, pero no entiendo como para hacer promoción del turismo hacia Galicia, sobre la base de que nuestra oferta gastronómica complementa a las mil maravillas la riqueza paisajística, artística e histórica del país, algunos preclaros y estrellados cocineros, con el apoyo de la Xunta de Galicia (para hacer todavía más daño en mi falta de entendimiento), van y promueven el desarrollo de un proyecto empresarial al efecto en Oporto, Portugal, no aquí, Galicia.

Pareciera que le decimos a quienes pudiesen sentirse tentados por acercase a nosotros, que no hace falta que vengan hasta aquí. Basta con llegar a Oporto, donde, además, están arregladas algunas cosas que en Galicia van un poco atrasadas, cual es, por ejemplo, la oferta de conexiones aéreas con muchos más lugares en el mundo.

También, ya de paso que se les pide que vengan a comer, se les puede hacer ver que la oferta hotelera en el país vecino no tiene nada que envidiar a la nuestra, ni en diversidad, ni en calidad, ni en precios. No se líen, pues, amigos: acercarse a Oporto es igual de bueno que venir a Galicia, e incluso mejor. Siempre con sabor gallego, desde luego.

¿Por qué no lo dejamos en Madrid? Mucha gente viene de allí, así que podrían ahorrarse los gastos de viaje y hotel, porque en Madrid hay algunos restaurantes gallegos de extraordinaria calidad y buen servicio. Se les puede pedir el producto que se quiera, sabiendo que, si es en fresco, ha llegado desde Galicia esa misma mañana, y que el cocinero que se ocupe en su preparación tendrá tanta buena maña como cualquiera que esté asentado aquí.

Y esto que les digo de Madrid, se puede decir de otros muchos lugares en el mundo, porque los gallegos tenemos locales gastronómicos abiertos prácticamente en todo él. Vamos, que la campaña de promoción del turismo gastronómico y general de Galicia podría llevar el eslogan de "Galicia sin Galicia". Y no digo yo que no sea una buena iniciativa atender a todos los que promueven cultura gallega a lo largo y ancho del planeta. El eslogan, entonces podría ser "donde haya un restaurante gallego, pide mesa; no importa en que parte del mundo esté: siempre es Galicia". Y bueno, vale, me lo trago.

Pero promover así la difusión universal de la gastronomía y la cultura de Galicia, no tiene nada que ver con la promoción turística del país. En la buena cocina, incluida la más moderna, se sabe que no hay que hacer mezclas a lo loco. Sería mejor poder usar un eslogan que dijese "Para sentir Galicia, cuanto más cerca mejor".

Doctor en Economía