El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

el punto je

JOSÉ DE CORA

Alcántara

19.04.2019 
A- A+

CUANDO Umbral debuta en el columnismo, Alcántara ya ha escrito salomónicas y masónicas, las de boxeo y de alcohol, las nocturnas y apresuradas, las poéticas y esas peores, de media tarde, largas, cansinas, de procesionaria coja, que no arrancan porque no tienes la cabeza para repartir adjetivos, ni para decirle al Gobierno que una cosa es predicar y otra, dar trigo. ¡Qué vulgaridad! ¿Cuántos millones de columnistas lo habrán dicho al menos una vez?

La columna diaria es un ejercicio preñado de nicotina. Siempre hay un momento a lo largo de la jornada en el que piensas dejarla. Pero sigues con ella porque después de todo sabes que es una columna de apoyo.

De insistir la tentación, basta pensar en Manuel Alcántara para escribir la siguiente. Es curioso. Yo creo que a la familia de Cuéntame cómo pasó le pusieron Alcántara pensando en él. Quién mejor que Manuel para contarnos España.

Hasta este miércoles en que muere, Alcántara lo ha hecho a base de crochet contra el tecla- do y de ganchos al mentón de la actualidad.

Manuel Amor Meilán escribía columnas del pasado; Umbral las escribía para ligar; Alvite, columnas canallas y él, columnas orteguianas porque eran él y sus circunstancias. Alcantarinas en esencia. Seguro que él ya le ha pedido al jefe que le permita enviarlas desde el más allá.

Periodista