El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

EL ANÁLISIS

JOSÉ LUIS BOUZA ÁLVAREZ

El aliento de la bestia

18.06.2019 
A- A+

CONSTITUIDOS los gobiernos locales, Madrid queda "bajo el aliento de la ultraderecha" en feliz expresión de la señora Calvo. Ella pone las figuras retóricas al discurso socialista. El apestoso aliento de la bestia está ya en el Apocalipsis. El aliento es una figura remota de la vida del espíritu. Se exhala, por eso decimos "el último aliento" y aparece con frecuencia abandonando al moribundo en forma de pájaro, el alma-aliento que como un viento se escapa, vuela, y regresa al mundo ligero e indiferenciado del que provino, por lo que Chávez se revela a la izquierda supersticiosa de Maduro en forma de pájaro.

En este tiempo donde la política va a menudo desnuda, como el rey del cuento de Andersen, pero cuando el poder es tan atractivo como siempre, las figuras retóricas se apoderan del discurso político para alimentar las insalvables diferencias que apenas existen sino en cuestiones que importan poco y afectan a las libertades, a la integridad del país, a la previsión y honestidad contable, y apenas permiten distinción, si acaso mayor proximidad de la derecha a gestión e idea nacional y de la izquierda a un nacionalismo menor, a los sentimientos conservadores de identidad de hoy, apenas mitigados por una ideología dominante cultivada hasta la exasperación: las neomujeres -cuya responsabilidad individual se delega en el colectivo-, una historia sentimentalizada, el inmigrante bueno, la "buenas intenciones" del nada importa nada del socialista que pedía absolver antes del juicio del 1-O.

Pero hablaba de ese aliento de la ultraderecha sobre Madrid que voy notando en que el aire más cálido se espesa. Y es en las sensaciones donde hallamos una primera figura retórica del señor Calvo y de Unidas Podemos: la sinestesia, atribución de sensaciones a las cosas, es decir ese espeso aliento de la ultraderecha, o la metáfora, la analogía entre el gobierno de Madrid, la ultraderecha y el aliento: el apestoso soplo cálido de la bestia. Hay una hipérbole, una desmesura calculada de diferencias políticas, y una sinécdoque porque sugiere un bárbaro soplo.

España es un país que precisa la cooperación de todos con una izquierda más sensata, porque hay muchos problemas aplazados, como las pensiones. No hay (todavía) una ultraderecha, solo alguna gente muy cabreada, y no siempre falta de razón, a la que los numerosos partidos anti-sistema proyectan su propia defección democrática con la cómplice aquiescencia del PSOE-S, que sencillamente les necesita.

Catedrático de Arte

Galiofer es un portal de ofertas y descuentos en Galicia. Las mejores ofertas en Salud y Belleza, Hogar, Regalos, Restaurantes, Escapadas...