El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

políticas de babel

JOSÉ MANUEL ESTÉVEZ-SAÁ

Sanxenxo como ejemplo

20.05.2019 
A- A+

ES fácil perder la perspectiva cuando unas elecciones generales preceden, con tan poco tiempo, a unas municipales. La llamada a las urnas debería ser siempre al revés, para no dejarse arrastrar por la inercia y subirse al carro ganador, o buscar una 'vendetta' a la desesperada. Ambas actitudes constituyen un error cuando está en juego nuestra calidad de vida y los servicios públicos que 'disfrutamos' o 'sufrimos' a diario. En cuestión de política local, conviene obviar y renunciar a planteamientos de corte incluso ideológico y partidista. Para demostrarlo, no hay más que acudir al municipio que vuelve a liderar el ranquin de banderas azules de España: Sanxenxo.

Hasta seis o siete agrupaciones han decidido postularse para dirigir, desde el Consistorio, el destino de esta bellísima perla de O Salnés. Y habrán de hacerlo, y de hecho ya lo hacen, asumiendo arriesgadas críticas e hipotéticos proyectos de futuro. Pues bien, todo ese impulso político se da de bruces con una triple realidad: 1) Cualquier gestión que se desee aplicar sobre Sanxenxo resultará tan cómoda como oportunista, pues cuando lo más relevante ya está hecho, es muy fácil beneficiarse del trabajo y el sudor de la frente de quienes nos precedieron. 2) El grado de satisfacción actual de los lugareños, visitantes y turistas será difícil de aplacar con cantos de sirena o cortinas de humo. 3) Sólo una forzada e ilógica alianza entre fuerzas opositoras podría llegar a variar el gobierno local.

Y es que han sido muchas y muy oportunas las acciones acometidas por la corporación actual. No hablo sólo de su diligencia para favorecer el buen remate de la remodelación de la avenida Luis Rocafort asumida por la Diputación, ni del impulso a una reforma de la calle Progreso que revaloriza la villa y las viviendas, sino incluso del empleo y la inversión que generará el polígono empresarial de Nantes, del nuevo parque de A Panadeira, de la rehabilitación del pazo de Quintáns, de las atinadas rutas de senderismo, del ansia de mejora del área del Puerto, de la zona deportiva del parque de Espiñeiro, de la merecida sede del exitoso Club de Piragüismo, o del impulso a la Feria Multisectorial.

También pienso en el aumento de la vigilancia y la seguridad ciudadana; en la limpieza de sus calles y playas durante todo el año; en las carpas de Navidad y Semana Santa que muestran la riqueza artística y musical de la villa; en el apoyo a asociaciones vecinales y culturales; en la apuesta por los conciertos estivales; en las jornadas de educación vial, concienciación medioambiental y formación familiar; en el plan de Igualdade; en el programa de conciliación PaiFill@Nai; en la reducción de impuestos; y en sus iniciativas de becas, ayudas y centros escolares. Por eso, viendo el trabajo realizado por Telmo Martín, ¿quién piensa en ideologías, cuando no hay nada mejor que los hechos para orientar el voto local?

www.josemanuelestevezsaa.com