Miércoles 16.10.2019 Actualizado 18:35
Google    

El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

notas de actualidad

JOSÉ MANUEL GARCÍA IGLESIAS

El Jubileo de Santo Domingo de la Calzada

10.10.2019 
A- A+

ESTAMOS en uno de los lugares más emblemáticos del Camino Francés. Santo Domingo de la Calzada, en tierras riojanas, está viviendo en estos meses, su particular Año Jubilar, una anualidad festiva que tiene el día doce de enero de 2020 como aquel en el que se cierra su Puerta del Perdón que, en este caso, es un acceso nuevo, abierto en el lado sur de su catedral, muy cerca del mausoleo que nos recuerda a aquel hombre santo que da nombre al lugar en cuestión. Quien llega hasta aquí y pasa esta Puerta del Perdón es merecedor, en este tiempo, de una acreditación que se denomina "La Calcaetense".

El quehacer de un artista y teólogo, el jesuita esloveno Marko Rupnik, ha dejado su huella, con motivo de esta conmemoración, vinculada al Santo, en esta basílica. Es suya, como escultor, esta nueva puerta, de madera y bronce, en la que, en cinco escenas, se refleja la parábola del hijo pródigo, al que hace peregrino en el momento de la reconciliación con su padre. También deja aquí su impronta en el arte del vitral y, sobre todo, como mosaísta, en una labor que ocupa la totalidad de las paredes de la cripta, sita bajo la tumba santa, elaborando un mensaje que da una imagen, de hondo contenido, que nos lleva desde el bautismo a la gloria celestial teniendo, también, su lugar el milagro del gallo y la gallina, tan propio de este hito del camino. Además se le debe el nuevo cofre, relicario, que centra esta renovada cripta.

No ha sido únicamente Marko Rupnik quien tiene una presencia como autor en la preparación de este templo para su año jubilar. Un Crucificado, de enormes dimensiones, ocupa ahora un lugar a la entrada del presbiterio; es obra de Ramiro Hernández, un maquetista aragonés, que pretende rememorar formas medievales.

Catedrático de Arte