El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

on / off

LUIS PÉREZ

Iceta no baila solo

16.05.2019 
A- A+

ES tal el desastre en la gestión del caso Iceta que da motivos sobrados para sospechar que todo el follón no es más que un paripé entre Sánchez y los independentistas para focalizar en este asunto el tramo final de la campaña electoral. La supuesta bronca montada, insisto en lo de supuesta, beneficia a los secesionistas en Cataluña y al PSOE en el resto del Estado, sobre todo en las comunidades en que le conviene presumir de españolidad.

Iceta no baila solo. Necesita a Sánchez como pareja. Tras el 28-A, lo que menos le importa es el Senado. Si de verdad quisiera a Iceta en el puesto podría haberle colocado en las candidaturas, compatible además con su asiento en el Parlament de Cataluña, o bien negociarlo estos días con ERC. La Cámara Alta pinta muy poco. Y menos en este momento en que los partidarios del 155 carecen de mayoría y su capacidad de veto en el techo de gasto va a desaparecer. Si PSOE y Podemos mantienen sus compromisos, las dos únicas competencias de importancia, las citadas, serán pronto historia.

Parece que Sánchez pretendía nombrar por decreto también al presidente del Senado. El sistema le funcionó durante su anterior mandato, y a pesar de que en los presupuestos le dieron un aviso, no se enteró aún de que en la nueva etapa lo va a tener más difícil. Confunde además los 123 diputados con la mayoría absoluta. Se comporta como si la tuviera, tanto en sus tratos con los independentistas como con Podemos. Cuando pase el trance del 26-M, aunque los resultados le acompañen en autonomías y ayuntamientos, tendrá que pisar tierra, bajar a una realidad que desconoce. Llegó al poder porque la cuestión era echar a Rajoy. Ahora ha de ganarse el puesto. Necesita 52 diputados.

Las apelaciones al Tribunal Constitucional para que avale el decreto de Sánchez nombrando a Iceta presidente del Senado chirrían bastante. Aunque la norma no escrita era que los parlamentos autonómicos ratificaban los candidatos propuestos por los partidos, nada, que yo sepa, se dice que sea una obligación de los diputados votar a favor de lo que están en contra. No me imagino que el TC obligue a un parlamentario a votar en un determinado sentido. El voto de los diputados es libre y personal, nunca condicionado ni forzado.

Se escandaliza Sánchez de que los independentistas renieguen de las normas no escritas, del respeto a los usos y costumbres. Como si él no lo hubiera hecho antes. Gobernó sin ganar las elecciones, lo hizo por decreto saltándose el Parlamento, utilizó las instituciones para hacer campaña electoral y mantuvo en el Gobierno a varios ministros con actuaciones económicas poco ejemplares en contra de lo que él mismo había anunciado cuando estaba en la oposición.

Iceta, bailarín aficionado, es caza menor. Era solo un gesto, Pero los independentistas quieren más. Es el mensaje a Sánchez. Seguro que lo captó. ¿Actuará en consecuencia? Sin duda.

Periodista