El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

MARCELINO AGÍS VILLAVERDE

Misterios maragatos

11.02.2019 
A- A+

EL Manzanal nos recibió vestido de blanco, poco antes de llegar a Astorga, la antigua Astúrica Augusta, cantada por Plinio. La que llaman muy noble, leal y benemérita es una tranquila ciudad leonesa vertebrada por dos caminos que susurran historias al peregrino: el Camino de Santiago y la Vía de la Plata. Aunque Astorga es también la capital de la Maragatería y del chocolate. Permanece en el misterio el origen de los maragatos, una minoría estigmatizada, cuyos orígenes se vincularon a una supuesta procedencia judía o morisca. El Padre Sarmiento en su escrito Astorga: descripción de la maragatería defendió que el término procedía de "maurellos" o "mourellos", los mauritanos o cartagineses arrinconados por los romanos en la zona Astúrica.

Es plausible que "maragato" proceda de "mericator" o "mercator" (mercader), en alusión a que desde el siglo XVI fueron arrieros y mercaderes. Nosotros tratamos de resolver el misterio gozando de una de sus joyas gastronómicas, el famoso cocido maragato, mientras contemplábamos en lo alto de la catedral la estatua del arriero Pedro Mato, al que las tropas napoleónicas dispararon creyendo que era un vigía. Tras comprobar que el vigía no se inmutaba, huyeron despavoridos. Acaso él, testigo mudo del transcurrir de los siglos, podría desvelar los secretos es esta minoría, durante siglos fiel a sus costumbres y hoy difuminada en la niebla de la historia.

Catedrático de Filosofía