El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

tribuna libre

ROBERTO CARLOS MIRÁS

María Teresa Román: In memóriam

10.09.2017 
A- A+

Desde los años sesenta fueron muchos los que se marcharon a Oriente en busca de una Savia Nueva al encontrarse en una sociedad que les asfixiaba. Una época que hizo que muchos jóvenes y no tan jóvenes comenzasen a viajar y a buscar como diría el clásico en las Fuentes. Nuestra protagonista se licenció en Psicología y se doctoró en Filosofía siendo profesora en la Facultad de Filosofía de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

En sus primeros trabajos en Alianza Editorial comenzó a hablarnos de esos dos términos que en ocasiones no son bien entendidos: Oriente y Occidente. Fueron quizás sus estudios de Psicología o Filosofía los que hicieron que se comenzara a interesarse por esos conocimientos, así como en obras tales como Un viaje al corazón del budismo o Enseñanzas espirituales de la India. Y ha sido en su labor de divulgación quizás cuando fue más conocida realizando entrevistas a las primeras espadas de ambas especialidades. Pero es ahora cuando de la mano de Agustín Pániker acaba de publicar La exploración de la Conciencia. En Oriente y Occidente, haciendo en él mismo una recopilación de ambos mundos y dando ocasión al lector de estar ante un volumen de estudio en el más amplio sentido de la palabra.

Podemos llegar a discrepar e incluso no estar de acuerdo con algunas ideas o detalles de la obra, aún así podemos enriquecernos seguro gracias a sus excelentes notas y a su espléndida bibliografía llena de curiosidades resumidas a mayores. Como la propia vida estamos ante un libro dedicado a Concha Labarta amiga de la autora y en su momento redactora de la revista Más Allá, escritora de muchos artículos sobre chamanismo y conocedora de la obra de Carlos Castaneda y también quiere ser un homenaje a la propia autora pues a la hora de escribir sobre el mismo tanto Labarta como Teresa Román ya no están con nosotros y no le ha dado tiempo a la misma de poder ver su trabajo publicado porque al llegarnos su ejemplar nos han comunicado su fallecimiento.

Dicho ejemplar contiene un prólogo de su amigo y doctor en Psicología Manuel Almendro quien termina el mismo con una frase que Holger Kalweit atribuye al chamán indio Ciervo Cojo "Solo los seres humanos han llegado a un punto donde ya no saben por que existen. No emplean su cerebro y han olvidado el conocimiento secreto de su cuerpo, sentidos, o sueños. No utilizan el conocimiento que el espíritu ha puesto en cada uno de ellos; ni siquiera son conscientes de ello y por ello tropiezan a ciegas por el camino de la nada. Una carretera pavimentada que ellos mismos nivelan y aplanan para llegar más aprisa al enorme y vacío agujero que encontrarán al final del camino esperando para devorarlos. Es una carretera super rápida, muy cómoda, pero yo sé a donde conduce. Lo he visto. He estado allí en mi visión y me estremezco de solo pensarlo" y sus páginas destilan conocimiento y sabiduría llenas de comentarios y notas de aquellos escritores que a nuestra autora le impresionaron o dejaron huella y que menciona a lo largo del mismo lo cual nos hace ir a sus obras anteriores. Siempre nos quedará esa imagen de ella hablando con Álvaro Enterría o Consuelo Martín y finalizamos su lectura con argumentos e ideas al marcharse nuestra autora en busca de sus propios orígenes o de la Conciencia, que es el propósito de este volumen.