El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

al sur

MARIO CLAVELL

El '¡Hola!'

11.09.2019 
A- A+

LA miro en las salas de espera. Afané un ejemplar hace semanas y lo llevé enrollado por la calle, con vergüenza de que me vieran con él. Hoy quiero juzgarla. Qué hay detrás de su ligereza tocada de frivolidad. Cuerpos sin arrugas. Parejas muy enrolladas. Casas corrientes mostradas como palacios. Postureo y puesta en escena: libros de arte sobre la mesa; cambios de look de la dueña; el hombre de la casa, si hay, en cuarto plano. Ella, muy viajada, posee algún titulete académico y un trabajo creativo e indefinido. Hijos de uno/varios padres, 'fan-tás-ti-cos'. La revista resigue emparejamientos nuevos que siguen a desparejamientos a media distancia. Salen princesas, actrices y futbolistas. Si hay boda de tronío, alfombra roja para todos los invitados. No salen villanos en sus páginas; asoman, sí, las penitas de la vida.

Descubro tecnicismos de decoración y de moda que revelan especialistas en esos asuntos. Los vestidos de Preysler son analizados en mangas, talle y escote como si fuera la reina de Holanda. Usan eufemismos: "la piscina está más baja para asegurar privacidad" (en realidad no cabe en otro sitio), "la mesa del comedor graciosamente ladeada": tampoco hay espacio para ella.

Me pregunto qué reparos tengo hacia la revista. Me parece evasiva pero no engaña: muestra a gente guapa y con posibles. Femenina pero no masculino fóbica. De mujeres pero los hombres la miramos de tapadillo.

Algo tiene ¡Hola! cuando vende 379.084 ejemplares cada semana y la miran dos millones de lectores. Lo comparo con el Marca: éste tira 413 252 ejemplares ¡diarios! (¡Hola! es semanal) con un millón larguísimo (1.922.000) de seguidores diarios (2017).

Desequilibra la condición dramática de la vida humana en favor de su lado amable, en ese sentido es acomodaticia. Quiero censurar el ¡Hola! y lo consigo a medias. A mí me empalaga, a otros los consuela, no va contra la ley de Dios ni contra la Constitución. Siga su camino.

Profesor de instituto