El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

vida sana

OTILIA QUIREZA

Mantener los riñones sanos

16.05.2019 
A- A+

¿Tienes edemas en los tobillos y tus párpados están hinchados?

¿Tu orina es tan clara que parece agua? ¿Tienes un sabor metálico en la boca?

Si has respondido positivamente, es casi seguro que tu riñón empieza a fallar en sus funciones y no te estas enterando.

¿Cuáles son las principales funciones del riñón?

Filtrado y procesamiento de toxinas. Los riñones procesan unos 200 litros de sangre y extraen unos dos litros de desechos y agua que son eliminados a través de la orina.

Regulan los líquidos internos. Liberan eritropoyetina, una hormona que estimula la producción de glóbulos rojos por la médula ósea. Modula la tensión arterial y regula los niveles de vitamina D y calcio.

¿Cómo podemos detectar que el riñón está fallando?

• Cuando el riñón no filtra los desechos y son retenidos, podemos detectarlos por:

• Cambios en la micción (nicturia).

• Cambios en el aspecto de la orina (oscura como coñac o clara como agua).

• Edemas.

• Cansancio y fatiga a causa de la anemia.

• Sabor metálico en la boca

• Pérdida apetito...

• Diabetes e hipertensión arterial cuando ya existe un verdadero fallo renal.

¿Qué podemos hacer para ayudar al riñón a mantenerse sano?

El buen funcionamiento de nuestros riñones depende de la calidad de vida que le demos a nuestro cuerpo.

Dieta saludable con verduras, frutas, cereales integrales, legumbres (azukis) y evitando azucares, alcohol, alimentos refinados y procesados que sobrecargan a los riñones.

Para los riñones es importante recibir una adecuada hidratación. Tan malo es beber exageradamente como no beber nada, ambas conductas terminan afectando a los riñones. No hay una cantidad exacta para todos porque influyen factores como la actividad física, el clima etc.

Ejercicio físico: caminar, bicicleta, nadar..., al menos 30 minutos diarios.

No fumar por el riesgo de sufrir hipertensión.

Por otra parte, el mal funcionamiento de los riñones revela una retención de emociones negativas que piden ser liberadas. Desde la visión de la medicina oriental, la emoción que más afecta a los riñones son los MIEDOS (a afrontar la vida, a perder el trabajo, las relaciones, la salud...), así como inseguridad, falta de autoestima...

Un buen funcionamiento de los riñones se refleja en la vitalidad, energía física y sexual, en encontrar el equilibrio en la vida y las relaciones con los demás.

 

 DOCTORA EN MEDICINA