El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

LA PIZARRA

PABLO CARREIRA

Exigencia y esfuerzo defensivo

12.01.2019 
A- A+

La totalidad del partido tendrá como protagonismo estos dos factores. Montakit Fuenlabrada es un equipo luchador con mucho talento, donde su situación actual en la clasificación no refleja su poderío en el roster.

El técnico del equipo madrileño, Nestor García, es consciente de la plantilla que posee. Irregulares en resultados y con lesiones importantes, son capaces de competir todos los partidos ante cualquier rival. Ese gen competitivo y agresivo les caracteriza por encima de su juego coral. Llegan a este encuentro tras haber perdido su último partido frente a Gran Canaria, no obstante, la preparación del mismo será muy similar. Se caracterizan por ser un bloque basado en el contraataque y ritmo frenético con balón, fundamentándolo en acciones de 1x1, tanto para finalizar como para generar espacios.

Dentro de este plano ofensivo, las estadísticas totales no les favorecen. Bajo porcentaje de tiro exterior y media anotadora irregular, son aspectos que no deben provocar confianza en el Obradoiro. Con sets de juego cortos, buscan una velocidad alta en el juego y desgastar al rival sobre transiciones constantes. El bote impera sobre el pase. Fuenlabrada implementa su ataque en la defensa. Agresivos sobre balón y asumiendo ciertos riesgos en el esquema de ayudas, generan dudas y precipitaciones al rival para que fallen en la resolución de la jugada. Su punto más débil es la pintura. Poca intimidación y rebote, será un aspecto clave que deberán aprovechar.

Paco Cruz, Eyenga, Clark, Kravtsov y Akognon son varios de sus jugadores más destacados. Con polivalencia para jugar en dos posiciones y alternar opciones de ataque según el quinteto rival. Habrá un gran duelo de anotadores entre Kostas Vasileiadis (2º) y Paco Cruz (6º).

El Obradoiro deberá tratar de dar continuidad al buen juego desplegado en las últimas jornadas, sin descuidar el plano defensivo sobre rebote y balance. La exigencia colectiva en este aspecto será determinante; que los exteriores apoyen en el rebote y los interiores amenacen desde los 6,75.

Las claves del partido irán enfocadas a frenar su ritmo de juego, contraataque, dominar la zona y no concederles ventajas en su 1c1.