El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

políticas de babel

JOSÉ MANUEL ESTÉVEZ-SAÁ

Paco Vázquez defiende la Constitución

11.02.2019 
A- A+

LA Transición testificada, propiciada y defendida por Francisco Vázquez constituye un patrimonio que hoy día todos compartimos y disfrutamos, incluso en un momento en el que se proponen respuestas y alternativas fáciles a problemas falsos e interesadamente creados. Por ello la figura de don Paco recobra plena actualidad, y deviene más fundamental que nunca. Lo pudimos comprobar quienes abarrotamos el pasado jueves el Sporting Club Casino de La Coruña.

El aclamado ex alcalde de la ciudad herculina y egregio ex embajador cerca de la Santa Sede, supo mostrar todo su perfil de hombre de Estado y su impulso político para hacer una conmovedora y feroz defensa de nuestro Estado de Derecho y de los valores y los principios que sólo hoy salvaguarda una Constitución Española (CE) en plena vigencia, por constituir el más noble de los bastiones de nuestra democracia y nuestras libertades.

Así lo supo evidenciar y reivindicar Paco Vázquez al abrigo historiográfico de Carlos Fernández Santander, y sobre todo del siempre atinado criterio periodístico e intelectual de Carlos Luis Rodríguez, quien también obtuvo el aplauso y el reconocimiento del público por su fundamentada defensa de la Carta Magna no como un texto viejo, anacrónico y pasado de moda, sino como un documento de plena actualidad que defiende "los valores asentados en la sociedad española" más actual. Quizá por ello el columnista de El Correo Gallego sentenció que proteger la Constitución es defender no sólo nuestro presente, sino también "lo mejor que puede incluso depararnos el futuro".

Este compromiso de Carlos Luis Rodríguez marcó el devenir de una charla organizada por el Centro de Estudos do Século XX en Galicia, con el apoyo de la afamada librería Arenas, quienes propiciaron una conferencia de Paco Vázquez tan reveladora como ilustrativa en torno al 40 aniversario de nuestro Texto legal por excelencia. Y quién mejor que nuestro sagaz diputado constituyente para ensimismar a un aforo repleto de personalidades del ámbito político, académico, cultural y social de Galicia.

Avalado por su sentido común y su perspectiva crítica, don Francisco reivindicó la lealtad a la CE; denunció el peligro de un 'presentismo' al servicio de la conveniencia ideológica y política; lamentó la distinción entre buenos y malos por su mayor o menor respeto al pasado; recordó que nuestra CE obtuvo el visto bueno de más del 90% de los representantes políticos y la ciudadanía, y que incluso en Cataluña tuvo una aceptación del 91%, frente al apenas 90% de Madrid; añoró la renuncia al poder y a la revancha que supuso la aprobación de la Carta Magna; y demostró la juventud que, frente al resto de las Constituciones de nuestro entorno, atesora nuestro magno Texto. De ahí que no proceda hoy día hablar de reformas constitucionales, especialmente cuando hay fuerzas políticas que parecen querer regresar al odio del 36.

www.josemanuelestevezsaa.com