El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

crónica personal

PILAR CERNUDA

Las cuentas de Tezanos

06.12.2018 
A- A+

HACE tiempo que Tezanos perdió el crédito que tenía, de cuando formaba parte del equipo de estrategia de Felipe González y Alfonso Guerra en los buenos tiempos del PSOE. Tezanos aceptó lo que nunca debió aceptar, la presidencia del CIS, porque no era lo suyo y además nunca un político había presidido ese Centro, pero su imagen, que la tenía, se vino irremediablemente abajo cuando se inventó una fórmula para poner el CIS al servicio de quien le nombró, Pedro Sánchez.

Sin pudor de ningún tipo saca ahora una encuesta en la que, a pesar de lo sucedido en Andalucía el pasado domingo, se empecina en colocar al PSOE como un partido vencedor, con muchos puntos de diferencia respecto al PP. Ni el más servil de los serviles osaría hacer pública esa encuesta evidentemente amañada para mayor gloria del actual presidente de gobierno. Así se escribe la historia de José Félix Tezanos... pero también la de su promotor, Pedro Sánchez, falto también de pudor a la hora de ponerse medallas.

En las últimas horas Sánchez ha cometido desatinos incomprensibles en cualquier político, pero más aún en un presidente. Nada menos que propone la inviolabilidad del Rey, puede hacerlo, pero añade que el propio Rey está de acuerdo, lo que significa que el presidente no respeta la confidencialidad de sus despachos con Felipe VI o, lo que es peor, es más que probable que se lo haya inventado. Por si no fuera suficiente desfachatez, arremete contra Susana Díaz y filtra que si la presidenta andaluza no dimite podría disolver el Psoe andaluz y nombrar una gestora. Es tan grave lo que ha dicho Sánchez, que el número dos del PSOE y ministro de Fomento -siendo Sánchez el presidente- tuvo que salir para desmentir la reforma constitucional sobre la inviolabilidad del Rey y desmentir, además, que se le exigiera la dimisión de Susana Díaz.

Ese mismo día plagado de disparates, llega una nueva rectificación de Sánchez: va a presentar en enero los Presupuestos Generales del Estado. El argumento del presidente es que quiere que, ante esos presupuestos, "se retraten" los partidos de la oposición. ¿Hace falta? Ya se han retratado los andaluces, y dentro de nada lo harán el resto de los españoles. Y lo que sale es que el Psoe de Sánchez va de capa caída porque se alía con los que no quieren nada a España, sale que el PP tiene que espabilar si pretende seguir siendo un partido de gobierno, y sale que un partido populista y de extrema derecha se abre paso porque preocupa un presidente de gobierno tan errático e incapaz, y un PP que no acaba de encontrar su sitio. Y preocupa más lo de Sánchez, porque es quien gobierna. O que se supone que gobierna, porque -ese es el problema- ante los independentistas y los podemitas, hoy el presidente aparece como "un mandao".

Periodista