El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

el análisis

JOSÉ LUIS BOUZA ÁLVAREZ

Política estancada

25.06.2019 
A- A+

LA vida política lleva tres años estancada y es urgente salir de la politiquilla hacia asuntos de Estado. Pero quizá haya e­lecciones dada la guerra de trincheras, que comenzó Sánchez al desalojar a Rajoy y tanto más urgente para él por cuanto no solo le catapultaba con 84 diputados al Gobierno sino que le consolidaba como líder socialista, no tanto entre los suyos -su figura es aún cuestionada y quizá algunos como Guerra o González ni le voten- cuanto ante una opinión desencantada del PP y un tanto hemipléjica con la corrupción.

Ciudadanos no estuvo fino al ayudar a la caída de Rajoy y permitir a Sánchez creyendo conseguir una imagen de rigor con la corrupción, pues al hacerlo se enajenó probablemente el voto de origen conservador, y el alza que le prometían las encuestas en las que depositaba sus esperanzas se esfumó. Desde entonces, la vida política ha sido inestable y en la foto de familia de Sánchez y amigos políticos al fondo humea la vieja arma, una hoz busca desesperadamente un cop de falç y brilla la hoz herrumbrosa y martillo de Podemos.

Ha habido otras corrupciones de las que se habló poco porque una de ellas goza de benevolencia social -como ocurriera con prácticas oli-gárquicas del bipartidismo durante 30 años-, es decir que, como el colesterol, hay corrupción buena y mala. Sánchez es la espada limpia de la democracia.

Durante el interregno y como en 007 contra el Doctor No -aquella película de adoles- cente de Sean Connery y Ursula Andress-, Sánchez se convirtió en el Doctor No enemigo del Gobierno. Reclama el Sí ahora por la cara y muchos lo piden para evitar la dependencia de los partidos antiestatales y de Podemos (que también lo es pero por la inanidad de su concepción del Estado no por programa y convicción de sus votantes).

En suma, que Cs acompañe a Sánchez en el Gobierno, como si se tratase de acompañarle en el sentimiento y no en una participación formal que nadie le propuso y en condiciones que no conoce. Sánchez permanece en la sombra a la espera de poder rascar votos de la "ultraderecha del PP", "la entrega a la ultraderecha" de Cs, y de la "ultra-ultraderecha Vox": Non Plus Ultra(s). El PP parece recuperarse y Vox es objeto arrojadizo para reproches en exceso severos -no parecen Le Pen-, de Macron y Valls, quién al investir a Colau mete por la ventana lo que expulsó por la puerta.

Mi propuesta es: un Gobierno reformista provisional PP-Cs-PSOE hasta nuevas e­lecciones para asuntos pactados de Estado.

Catedrático de Arte