El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

RAMÓN BALTAR

Consejos vendo y para mí no tengo

11.02.2019 
A- A+

DECEPCIONANTES reacciones de la clase política y sus viejas glorias a la situación en Venezuela. A los de derechas les perdió el sectarismo y a los de izquierdas su indefinición.

Los señores Casado y Rivera saltaron a pedir que España reconozca al autoproclamado presidente, sin advertir que deberán explicar la razón por la que están con quienes quieren tumbar el Gobierno chavista. Dan la impresión de que mayormente les puede el temor a los ensayos de gobernanza de orientación socialista.

Esperables las posturas del señor Aznar, que en su día bendijera un golpe militar contra Chávez, y la del descentrado Felipe González. Pero lo único que logran con esto es confirmar: aquel que como ex empeora la mala imagen que se labró en La Moncloa, este que se toma muy a pecho que ni los propios le atiendan.

La apelación al diálogo suena formularia dicha por el señor Zapatero, cuya intermediación no sirvió para enderezar el conflicto. La amenaza de reconocer a Guaidó si Maduro no convoca elecciones ya mismo acusa al presidente Sánchez de seguidismo.

Se definen los políticos que no pueden con los problemas de su país pero aconsejan a otros sobre cómo arreglar los suyos. Arrogantes sin remedio.

Profesor titular de Latín