El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

DESDE OTRA VENTANA

RAMÓN BALTAR

Que dimitan ellos

12.07.2019 
A- A+

LA dimisión es una práctica in-frecuente en nuestra clase política, habitual en otros países a los que enseñamos democracia. La marca España.

Presentarla es obligado cuando de la acción u omisión de un cargo político se sigue un perjuicio para los individuos o la comunidad, por elemental precaución: el que ha cometido un error evitable mejor que no tenga oportunidad de repetirlo. Y ejemplar cuando el dimisionario no puede ser responsabilizado de hechos imposibles de prevenir por inéditos.

Nuestros repúblicos tienen alergia a la palabra: muchos porque pierden la nómina y no tienen fuera donde ganarse el cocido; algunos por amor propio mal encauzado; otros porque aceptan los cargos a beneficio de inventario, y todos porque saben de buena fuente que para la opinión pública dimitir es reconocerse culpable.

Es por esto por lo que los que la afrontaron por acusaciones de las que fueron lue-
go absueltos por los tribunales vieron cómo su decisión no sirvió para que los suyos los recuperaran: hacer lo correc-to les costó la carrera. Mal precedente.

Los que dimiten pudiendo seguir dignifican la política y quedan disponibles para volver a desempeñar otros cargos. Pena que no cunda su ejemplo.

Profesor titular de Latín