El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

DESDE OTRA VENTANA

RAMÓN BALTAR

Indiscreción insidiosa

10.08.2018 
A- A+

NUESTROS expresidentes del Gobierno no respetan su posición institucional cuando quieren hacerse los imprescindibles. Lo certificaron dos con ocasión de las primarias del PP.

El señor Aznar saltó a la palestra para alancear al caído Rajoy y ofrecerse como referente ideológico del partido en la nueva etapa, dejando ver su enfado porque no le invitaran al congreso siendo presidente de honor. La deslealtad de este individuo con la organización que lo encumbró y su ungido digital es caso de estudio.

Por su parte, el señor Zapatero se permitió hacer pública su apuesta por la candidatura de la preferida de las bases. Por la inquina que le profesan los populares debía saber que su apoyo favorecía al retador, cuya victoria convenía al PSOE, por lo que no cabe suponer desliz verbal sino declaración pensada como asistencia partidaria. En cualquier caso, no puede admitirse que un miembro de una formación política se crea titulado para interferir en el proceso de elección del líder de otra. Esto no es lo que se espera de un político con experiencia.

Se comprende que estos caballeros tengan mono del poder, pero el ciudadano no encuentra motivos para aguantar sus desmadres. Repórtense, carajo.

Profesor titular de Latín