El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

{RESEÑA MUSICAL}

RAMÓN G. BALADO

Airas Ensemble, quinteto de vientos

25.06.2017 
A- A+

Grabación por el sello “Columna Música” del quinteto de vientos “Airas Ensemble”, reforzados por la ubicua pianista Haruna Takebe- tan activa en el ciclo “A Escola na Cidade” de la EAEM y en el “V Ciclo do Audible”, en el concierto “Caligrafía do Son”-, en el “Sexteto para vientos y piano” de Francis Poulenc, entre obras de Andrés Jolivet, Darius Milhaud y el lucense Jesús Bal y Gay por el “Divertimento para cuarteto de maderas”. Son ellos la flautista Julia Estévez, el oboísta Roberto Baltar, la clarinetista Beatriz López, el trompa Alfredo Varela y el fagotista Santiago López, músicos a los que tanto debemos por sus colaboraciones en ciclos, cursos y certámenes, pianista incluida. “Airas Ensemble” vienen ejerciendo desde 2011 y sus experiencias les llevan desde la RFG a la Bilbao Orkestra Sinfonika, los European Chamber Players, la NDR Radiophilharmonie o la O. Vigo 430. “Airas Ensemble” inauguraron las pasadas “Xornadas de Música Contemporánea” en el Paraninfo en un programa titulado “Océanos” con un “Quinteto de vientos de O.Colomonina i Bosch, compuesta en colaboración; otro de Octavio Vázquez, obra de encargo y el “ Divertimento” grabado del Bal y Gay. Bal y Gay por su “Divertimento para cuarteto de maderas”, la figura viva de la “Residencia de Estudiantes” y del espíritu de la “Institución Libre de Enseñanza” y a sus palabras nos atenemos: “La música, al igual que las ciencias, la poesía, la filosofía y las artes, eran parte esencial de la educación de los estudiantes que allí vivíamos, y ello de manera activa, directa, constante” La “Residencia de Estudiantes” en sus “Misiones pedagógicas”, llegó a Galicia por figuras como la bióloga Ángeles Alvariño, la pintora Maruja Mallo, la pianista Sofía Novoa Ortiz, la médica Paz Parada Pumar, la especialista en Archivos y Bibliotecas Raquel Lesteiro López y su compañera Rosa García Ascot.
El “Divertimento” es para este grupo una cuidada visión en la lectura de los procedimientos polifónicos y politonales, para mejor complacencia de cada instrumentista en los más apreciables detalles contrapuntísticos. Obra neoclásica pero plena de agudezas y matices.
El “Grupo de los Seis” aparecen por dos de sus miembros, en obras que por un lado muestran el rechazo a desarrollos pesantes y morosos o reiterativos, e incluso las ambigüedades armónicas, oponiendo una música directa y clara. Poulenc en el “Sexteto para vientos y piano” en desenvueltos tres tiempos que nuestros intérpretes dominan con soltura y amplitud de criterio. Siempre las irresistibles sonoridades cálidas desde el “Allegro vivace” al muy insinuante “Divertissement” o el resuelto “Finale: Allegro vivace”. Obras como esta, son sello de reconocimiento de sus tendencias estilísticas, al igual que el Milhaud de “La Cheminée du Roi René”, con la sombra persistente del filme “Cavalcade d´amour”. Episodios de cuentos ancestrales perfectamente engarzados por pasajes musicales descriptivos. Cada uno queda perfectamente ilustrado: “Cortège”, “Aubade”, “Jongleurs”, “La Mousinglade”, “Joutes sur l´Arc” y “Madrigal- Nocturne”. Se habla de un Milhaud presto y resuelto por la facilidad de uso de temas aparentemente triviales con destellos de auténtica genialidad que se concreta en sutilísimos hallazgos de orden estructural y expresivo. Un caso que añadir a estos compositores dilectos en el dominio de la politonalidad con un seguro planteamiento de un rigor sin gratuidades.
André Jolivet se escucha por la “Sonatina para flauta y clarinete”, también en tres tiempos: “Andantino”, “Quasi cadenza” e “Intermezzo”, la cuadratura del círculo para cuadrar números en este registro excelentemente planteado. Por ella asomarán apuntes debidos al propio Messiaen o a Desormière e Ives Badrier, lo que pueda aproximarnos a la “Jeune France”. Atrevido en su universo conceptual e intrigante a un tiempo, un perfecto acabado para este respetable trabajo del “Airas Ensemble”.