El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

{el día después}

PEPE CASAL

Soberbios

02.01.2015 
A- A+

El equipo estuvo a un nivel excepcional de trabajo y concentración el 95% de los 40'. Solo perdió la intensidad defensiva durante los dos primeros minutos de la segunda mitad y con un tiempo made in feito na casa volvió al partido. Soberbio estuvo Moncho Fernández en su planteamiento, arriesgando con Cárdenas y planteando unos cambios defensivos que todavía Huertas y Pascual deben de estar preguntándose cómo debieron atacarlos.

El Barça, que salvo el desangelado Tomic no vino de excursión, sino que defendió como sabe hacerlo, se encontró con la misma medicina defensiva y que si atacamos con esto o hacemos lo otro, dudó y vio cómo se rompía su ritmo ofensivo y no pudo hacer su juego, a pesar de que con su calidad y su poderío físico castigaba el menor desajuste defensivo del Obra. Tuvo que recurrir a las individualidades de Satoransky, Doellman y a la estatura de Pleiss para mantenerse en el partido.

Soberbios estuvieron Triguero y Miller, Juanjo me recordó al Triguero que conocí en la concentración de la selección española cuando preparábamos los JJOO de Pekín, y Daniel dio muestras de que en la mejora de este equipo él tiene un papel decisivo. A mí es un jugador que me ha gustado desde el primer día a pesar de que no estaba bien físicamente, de ello pueden dar fe mis compañeros de tertulia radiofónica los lunes en la Ser. Soberbio estuvo Giannopoulos atrás y desde el triple, y soberbios estuvieron los demás componentes del equipo ya que si no juegas al 100% o al 95, como ha sido el caso del Obradoi- ro, no ganas. Soberbio y superlativo estuvo Kleber sobre todo con la exhibición del último cuarto, y dejo para el final a Cárdenas que para mí fue el mejor del partido. Me explico: tiene muchísimo mérito pasar del rol de tercer base a salir de titular, tener que torear con Marcelinho y Satoransky y defender y dirigir tan requetebién, con los más que lógicos despistes muy minimizados por su positiva actitud.

Y soberbia ha estado la afición que abarrotó Sar y no dejó de apoyar y creer en la victoria desde el minuto inicial, y como despedida de año se encontró con un triunfo orgásmico.

El Barça fue un duro oponente, defendiendo al nivel que acostumbra y dominando el rebote en fases del partido por su superioridad en centímetros, se encontró fuera de su ritmo ofensivo por el planteamiento de Moncho y su exceso de ansiedad le pasó factura en el acierto exterior. No pudo jugar al 100% ya que se encontró con un rival que siempre fue capaz de estar en el partido, salvo los 2' señalados, y que supo darle la puntilla arrollándolo con su intensidad defensiva unida al acierto de sus tiradores. Una gran victoria, en un espectacular partido que permanecerá en el recuerdo de los aficionados. Feliz 2015 a tod@s.