El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

{el día después}

PEPE CASAL

Tres de tres

04.02.2014 
A- A+

LA TEÓRICA CUESTA de enero ha sido para el Río Natura una autopista cuesta abajo y sin control de velocidad. Las tres victorias entrelazadas son un bagaje importantísimo en este tramo de la temporada y dejan un halo de confianza muy grande con vistas al objetivo de la permanencia que ahora parece más a tiro. Además, como decía el otro día, tienen como valor añadido la autoridad y la solvencia en su consecución. No quiero ni pensar en lo que estaríamos disfrutando si hubiésemos hecho los deberes en Valladolid y que en el casillero se añadiese otra victoria más de las varias que tuvimos en la mano después de haber hecho méritos sobrados para lograrlas.

El equipo sigue en momento agrio en defensa, entiéndase que para los contrarios, y dulce, muy dulce en ataque. Se defiende con agresividad, sin temor a las faltas e incluso cuando se comete algún error es por hiperactividad y no por relajación. A los contrarios les cuesta anotar, incluso a equipos como el Tenerife, con filosofía de juego anotadora, cuyo hábito les permite autogenerarse canastas con facilidad, ha tenido muchas dificultades en encontrar fluidez en su ataque por mor de la buena defensa del Obra. Se ha mejorado mucho en la defensa de las acciones 1 contra 1, pero quizás en la sincronización de las ayudas es donde más se ha avanzado. En ataque el momento es muy bueno, casi todo sale bien. Hay una mayor fluidez en la ejecución de los movimientos y en el acierto que conlleva a la confianza en los momentos clave del partido. El domingo todo pudo haber quedado decidido en el segundo cuarto en el que los chicharreros, incapaces de anotar, se mantuvieron en el marcador gracias a los tiros libres, que de no ser así la renta al descanso podría y debería haber sido de 15 a 20 puntos.

A pesar de lo que nos indica el marcador no fue una victoria fácil ya que el Tenerife es como una mosca cojonera, que parece que la espantas y vuelve una y otra vez. Se encendieron las alarmas cuando a falta de 5 minutos el Obra tuvo que sufrir la eliminación de Delas y Oriol, 5´ que en baloncesto son un mundo y, tal y como estaba el partido, parecía que al reloj del marcador se le estaban terminando las pilas por su lentitud. Lo que podría parecer una agonía se convirtió en un final de partido jugado con una gran dosis de tranquilidad, otra vez con acertada lectura del juego y sin ningún tipo de miedo tanto a la hora de defender como a la de atacar. Buena muestra de ello es que en el último ataque y tras llevar 35 minutos y medio en cancha, Pumprla nos deleitó partiendo de su nuevo rol en la posición de 4 con un slalom Made in Pavel con rebote ofensivo incluído , que sólo él es capaz de hacer. Una urgencia sin duda programada por la lesión de Stobart y que como novedad táctica fue un acierto total. Muscala por cierto, tras un inicio espectacular, es de los que mantuvo el tipo en éste momento del partido a pesar de tener 4 faltas. Lo que menos me gusta es el parón de la Copa, estando en tan buena línea lo más apetecible sería seguir.